La Xunta destina 800.000 euros para acabar con las humedades de la iglesia de Santa María de Oia

OIA

En el conjunto, que es un Bien de Interés Cultural y uno de los principales referentes del Camino Portugués de la Costa, se van a renovar, cubiertas y carpinterías, mejorar las condiciones de ventilación y acondicionar el atrio

25 mar 2021 . Actualizado a las 16:38 h.

La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Cultura, Educación y Universidad, acaba de licitar las obras de restauración y rehabilitación de la iglesia del Mosteiro de Santa María de Oia, orientadas a corregir las humedades y favorecer su mantenimiento y estética, por un importe de 829.000 euros. La apertura del proceso de contratación ha fue anunciada por el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, durante su visita al templo con  la alcaldesa, Cristina Correa. «Se trata de una obra fundamental para mejorar las condiciones generales, la conservación y la imagen de este Bien de Interés Cultural (BIC) que además es uno de los principales referentes del Camino Portugués de la Costa», indicó el representante autonómico, que recordó que esta actuación es plurianual y tiene un plazo de ejecución de nueve meses, por lo que su final está previsto para el primer semestre del próximo año 2022.

Luis López destacó que la restauración de esta iglesia de Oia «es la de mayor calado en el ámbito del patrimonio que va a desarrollar la Xunta este año en la provincia y una de las de mayor importancia de toda Galicia, algo merecido y necesario puesto que se trata de una de las joyas culturales jacobeas en este doble Año Santo». En concreto, la Xunta está destinando en la actualidad tres millones de euros a la mejora de una docena de bienes patrimoniales en la provincia de Pontevedra, como la iglesia de Santo Estevo de Negros, en Redondela, o la  de Santa María de Baiona.

Las obras en la iglesia del Mosteiro de Oia, permitirán mejorar mejorar las patologías derivadas de la entrada de agua, así como resolver los problemas por la falta de mantenimiento y conservación. El proyecto prevé que las principales actuaciones se centren en los imafrontes y cubiertas, así como en mejorar las condiciones de ventilación. Para eso se modificarán los aleros, con el fin de evitar la entrada de agua por la cabeza de los muros, se restaurará la cubierta del faldón norte y se rebajará la cuota del terreno alrededor. Además se eliminarán los rejuntados interiores de cemento y se cambiarán las actuales carpinterías deterioradas y sin ventilación por otras de acero inoxidable negro con ventilación permanente.

Las obras previstas en la iglesia de Santa María de Oia también incluyen la apertura de la antigua comunicación entre la sacristía y la torre del campanario, con el acondicionamiento del atrio de la iglesia completando la actual pavimentación en granito y con la ejecución de un nuevo sistema de evacuación de aguas pluviales y residuales de todo el conjunto.