Inyección de 900.000 euros para acabar con las humedades del monasterio de Oia

e. v. pita VIGO / LA VOZ

OIA

La Consellería de Cultura reabrirá un viejo pasadizo en la joya del Camino por la costa

14 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Real Monasterio de Santa María de Oia, fundado en el siglo XII y una de las joyas de la orden del Císter, resistió a cañonazos los ataques de los piratas turcos y bereberes. A pie del océano, aguantó todas las tempestades y embates. Son nueve siglos de historia que no quebraron a los monjes pero las goteras y el verdín pueden arruinar ahora su iglesia. Casi un millón de euros salvarán en nueve meses al templo de las humedades, cuya fachada data de 1740.

La Xunta ha decidido eliminar las filtraciones de agua y rehabilitar esta joya del Camino Portugués de la Costa, que cada año ve aumentar su número de peregrinos. En pleno Año Santo, el templo, propiedad del Obispado de Tui-Vigo, ocupa una etapa estratégica en la ruta desde Oporto a Vigo y la consellería de Cultura ha tomado cartas en el asunto.

El Xacobeo 2021 hará su mayor apuesta de la provincia de Pontevedra en este bastión que mira al Atlántico. La Xunta invertirá casi un millón de euros para restaurar el monasterio de Oia, uno de los mayores bienes patrimoniales en la ruta de Oporto a Vigo.

Habrá 900.000 euros para reducir la humedad en la iglesia, que deja marcas de verdín en los muros, y hacer mantenimiento y conservación. La Xunta está moviendo los trámites para licitar las obras y adjudicarla. Se quiere tenerla lista en nueve meses.

XOAN CARLOS GIL

Según explicó la Xunta, el monasterio de Oia es un bien de interés cultural (BIC) que tiene patologías derivadas de la entrada de agua, sobre todo en las fachadas y cubiertas. A ello se suma una ventilación insuficiente.

El proyecto prevé modificar los aleros para que el agua no entre por la cabeza de los muros. Otra idea es restaurar la cubierta del faldón norte y rebajar la cota de terreno alrededor de las fachadas este y sur. Se eliminarán los rejuntados interiores de cemento y se repondrá la carpintería, actualmente deteriorada y sin ventilación, por otras de acero inoxidable negro con ventilación permanente.

Monasterio de Oia. Situado a la orilla del mar estuvo ocupado por monjes de la Orden del Cister.
Monasterio de Oia. Situado a la orilla del mar estuvo ocupado por monjes de la Orden del Cister. M. Moralejo

De la sacristía al campanario

El proyecto planea reabrir un antiguo pasadizo que comunicaba la sacristía con la torre del campanario. Otra tarea será terminar de pavimentar con granito el atrio de la iglesia y se instalará un nuevo circuito para evacuar las aguas pluviales y residuales.

El proyecto de restauración fue presentado ayer en la localidad por el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, en compañía de la alcaldesa de Oia, Cristina Correa. El conselleiro recalcó que la obra es «unha das apostas máis importantes de toda Galicia». Aclaró que esta inversión es posible porque el Gobierno autonómico ha incrementado un 19 % más de fondos para patrimonio.