Vecinos de San Miguel de Oia tienen que hacer tres kilómetros para coger un autobús al centro

María Jesús Fuente Decimavilla
María J. Fuente VIGO / LA VOZ

OIA

Algunos usuarios tienen que utilizar la línea regular de A Guarda, lo que supone más gasto

03 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Vecinos de la parroquia de San Miguel de Oia han emprendido una campaña acompañada de pancartas y firmas para que se instale una parada de autobús. Alegan que desde la rotonda de Saiáns hasta la iglesia de Coruxo no hay servicio y que si quieren ir al Concello o al centro tienen que hacer casi tres kilómetros para poder coger el autobús.

«Algunas personas recurren a otras compañías de línea como Atesa, pero tampoco vale para todos los casos. Viene de Baiona y A Guarda y si quieres ir al centro de Vigo no sirve porque va por Gran Vía», explica Rogelio Figueroa, responsable de infraestructuras de la asociación de vecinos. Añade que además, en Atesa sale más caro, porque Vigo no está incluido en el transporte metropolitano y hay que coger el Vitrasa para desplazarse al centro.

Más de 300 firmas avalan la reivindicación, que beneficiaría no solo a San Miguel de Oia, sino también a Saiáns y Coruxo parroquias que apoyan la petición. Figueroa asegura que les vale cualquier línea siempre que preste el servicio que demandan. La número 11 tiene un circuito muy largo, pero otro bus que va a Saiáns es el 12, que posteriormente cambia por el 10.