La Xunta intenta legalizar el talaso de Oia a través de un plan especial

El documento que está en exposición pública pretende salvar de la piqueta el hotel


oia / la Voz

La Xunta está tramitando una vía para legalizar el talaso de Oia, sobre el que pesa una orden de derribo. Se trata de un plan especial de infraestructuras y dotaciones para la instalación de talasoterapia que se ha sometido a a exposición pública hasta el 20 de enero. El documento encargado por el Concello ha costado 9.000 euros y busca el posible encaje legal de este centro en el que trabajan cerca de un centenar de personas. «Tentamos ver como se pode encadrar o que hai alí na lexislación vixente para que, a efectos dunha posible responsabilidad patrimonial, cause o menor dano posible ó Concello», explicó la alcaldesa, Cristina Correa.

La regidora recordó que, a día de hoy, este negocio genera un importante volumen de empleo en la zona. Sobre el posible encaje urbanístico que permita salvar este complejo, la regidora insistió en que «son los técnicos y los informes de los jurídicos los que tienen que pronunciarse a ese respecto». El documento que está actualmente a exposición es el de evaluación ambiental y el propio borrador del plan.

En él se explica la situación del talaso, que se levantó con las licencias concedidas por el Concello en el año 2000, pero que fueron anuladas por el TSXG nueve años después «por carecer de la preceptiva autorización autonómica» y amparadas en una ordenanza que no se publicó en el BOP. En el 2012, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Pontevedra determinó la ejecución forzosa de la sentencia con el subsiguiente derribo de las obras amparadas en las licencias anuladas. En ese mismo auto, recoge el borrador, se señala que «no se ha acreditado la legalizabilidad de las obras en las actuales circunstancias, sin perjuicio de que pudiera acreditarse en un futuro inmediato previa adaptación de las mismas a las exigencias de la normativa urbanística de aplicación a esa área».

Bajo esta introducción, el argumento del plan destaca el papel social y económico del complejo. «Tendo en conta a relevancia coa que, para o turismo do Concello conta o establecemento, en atención ao seu carácter impulsor de actividade turística no medio rural e, en atención á actual regulación normativa que con respecto aos usos a implantar no solo rústico se establece na Lei 2/2016, se formula o Plan Especial en orde a regularizar a situación de parte das instalacións do Hotel Talaso Atlántico, que gozarían de encaixe na normativa urbanística aplicable e instrumentos de ordenación do territorio aprobados, en orde a permitir o mantemento da actividade de talasoterapia, a cal resulta de gran interese para o municipio, evitando tamén eventuais perxuizos ao Concello que puideran derivarse da demolición íntegra da instalación», recoge el documento redactado por el bufete de Calixto Escariz.

Hace ya dos años que el juzgado amenazó a la regidora de Oia con multas coercitivas por no hacer el derribo parcial de las obras. Xunta y Concello intentan salvar el negocio amparándose en la nueva Lei do Solo «que permite construcciones y rehabilitaciones destinadas al turismo que sean potenciadoras del medio en que se ubiquen» y en el Plan de Ordenación Litoral, que considera la talasoterapia «uso autorizable en suelo rústico»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta intenta legalizar el talaso de Oia a través de un plan especial