Lito murió poniéndole música a la vida

Oia despide a su exconcejal, que horas antes de fallecer en accidente ensayó con su grupo


oia / la voz

«Un hombre entregado a su familia, a sus amigos y a su otra pasión, que era la música». Pepe Costaverde recuerda así a Ángel Pombal Alonso, el exconcejal de Oia que el miércoles falleció en un accidente de tráfico y al que él consideraba «como un padre».

Ángel Pombal, casado y con dos hijos, fue concejal con Álvaro Miniño en la alcaldía del Ayuntamiento de Oia, motivado por un «espíritu de ayuda y servicio constante». Había disfrutado de una comida con los amigos del restaurante de Pepe do Costaverde, del que se despidió pocos minutos antes del accidente, sin sospechar ninguno que sería por última vez. Aún tuvo tiempo para pasar por su casa de Pedornes y estar con su mujer antes de volver a coger el coche.

«Salió para ir al ensayo de A Fiada de Viladesuso, grupo en el que tocaba también uno de sus hijos. Realmente era un hombre que le ponía música a la vida», señala emocionado Costaverde tras compartir medio siglo de amistad destacando esa «capacidad de empatía y de ayuda para sobreponerse a todo».

«Muy amigo de sus amigos, trabajador afable y siempre con tiempo para la música y la fiesta con amigos», destaca Eugenio Portela, exconcejal también de Oia. La alcaldesa, Cristina Correa, recuerda que «Lito formaba parte do comité local do PP, era unha persoa de bo carácter, sempre estaba disposto a axudar». Las muestras de apoyo y solidaridad con la familia fueron constantes desde el fatídico accidente.

Su hijo Manuel Ángel, es también muy conocido por esa vocación por la música, la familia, los amigos y la colaboración activa en proyectos como los desarrollados con la Asociación Naturalista Baixo Miño (Anabam).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Lito murió poniéndole música a la vida