Polémica en San Miguel de Oia por un comentario del cura sobre un motorista fallecido

Los vecinos le acusan de decir que el joven murió por no ser cristiano y él lo niega


vigo / la voz

Los supuestos comentarios vertidos por el párroco de San Miguel de Oia, en Vigo, sobre un joven fallecido en un accidente de moto han causado un enorme revuelo en la parroquia. Familiares de la víctima han escrito una carta al sacerdote en el que le reprochan «achacar la muerte a una falta de cristianismo». Mientras tanto, el sacerdote, Benito Rodríguez, niega haber dicho nada que hubiese herido la sensibilidad de los feligreses.

El joven de 23 años resultó herido de gravedad el 19 de agosto al salirse de la vía cuando circulaba con su motocicleta por el kilómetro 5 de la PO-340 que une Tui con Gondomar, a la altura de Malvas. La víctima fue trasladada en ambulancia al hospital Álvaro Cunqueiro. Los médicos no pudieron hacer nada por salvarle debido a la gravedad de sus heridas y falleció al día siguiente.

El suceso causó una gran conmoción en toda la parroquia, donde la víctima era una persona muy querida. El joven fue enterrado en el cementerio parroquial de San Miguel de Oia. «Ese día lo único que necesitábamos era, en especial su hermano y su madre, un acercamiento, un momento de tranquilidad. Nadie necesitaba que comenzara a decir lo primero que le salía por la boca», afirman en la misiva.

Una semana después del entierro, en otra misa, «el sacerdote comentó que el chico que falleció en el accidente no era cristiano y no acudía a misa», afirma una familiar. Este comentario causó una gran indignación entre los familiares, allegados y vecinos. «No le había sido suficiente con sembrar ese día la rabia y las ganas de cortarle mientras estaba hablando para poder entre todos dar un discurso más bonito y entrañable, que en una misa posterior se le ocurre achacar una muerte a una falta de cristianismo», afirman en la carta.

El sacerdote estuvo en el centro de la polémica hace años en la parroquia de Chaín de Gondomar porque se negaba a impartir misa en la capilla por un enfrentamiento que mantuvo con los vecinos.

La capilla de la Virgen de A Merced pertenece a los vecinos, según se recoge en un testamento. Una reforma desencadenó aquel enfrentamiento. El sacerdote aseguró que las obras no tenían autorización del Obispado ni de Patrimonio, por lo que se negó a ejercer la labor pastoral en dicho templo.

El padre Benito Rodríguez negó hacer realizado ningún comentario despectivo sobre el joven fallecido de San Miguel de Oia. «No dije nada de eso. No conocía de mucho a la víctima y es una calumnia que me están levantando», asegura el sacerdote. Afirma que durante el entierro del joven «me acerqué a los familiares y los abracé. Hasta lloré por él». «Como mucho sentía no tratarlo a pesar de estar cerca de la capilla. Él me decía hola de lejos, pero trato personal, ninguno», aseguraba. «Me duele que trabajes por una gente y vengan con estas cosas», asegura el sacerdote, que desconocía el contenido de la carta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Polémica en San Miguel de Oia por un comentario del cura sobre un motorista fallecido