El tiempo da una tregua tras una noche de inundaciones

Por la noche, los bomberos hicieron numerosas intervenciones


vigo / la voz

La condiciones meteorológicas se han suavizado a primeras horas de las mañana, tras una noche muy movida para los servicios de emergencias debido a las grandes precipitaciones caídas. Los bomberos de Vigo recibieron ayer por la tarde 50 llamadas por inundaciones y derribo de árboles causados por la borrasca Beatriz. Además, la distribuidora UFD (antes Unión Fenosa Distribución) hizo frente al apagón que afectó a 1.200 hogares de San Miguel de Oia y Saiáns.

Las principales incidencias que atendieron los bomberos de Teis y Balaídos fueron por casas inundadas y tejados rotos. Los conductores alertaron de carreteras anegadas entre las 20.00 y las 21.30 horas en la avenida de Beiramar, la rotonda de Ricardo Mella, la zona de Navia, que apareció inundada, y avisaron de un tejado roto cruzado en medio de la carretera de O Meixoeiro.

Los testigos cuentan también que a media tarde cayó una tromba sobre la calle García Barbón.

Por su parte, la compañía UFD, la distribuidora eléctrica de Naturgy, explicó que en el entorno de la PO-552 hubo una incidencia que causó el apagón en Saiáns y Oia. A ello se suman dos cables de media tensión derribados en el suelo por viento y lluvia.

Los bomberos de Balaídos retiraron un árbol cruzado en una calzada en el recinto de la Zona Franca, cerca de la fábrica de Citroën. También cortaron troncos caídos en Samil. Los de Teis estuvieron desbordados hasta las 22.00 horas atendiendo peticiones de ayuda. A partir de esa hora, cesaron las llamadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El tiempo da una tregua tras una noche de inundaciones