No estaba en Oia sino en Noia

La Fiscalía ve imposible que el acusado de furtivismo pudiese ir de un municipio a otro en menos de dos horas


vigo / la voz

La Fiscalía mantuvo ayer su petición de dos años y 3 meses de cárcel contra tres vigilantes de la cofradía de Baiona porque los considera culpables de presentar una denuncia falsa contra un antiguo compañero por furtivismo en Pedornes el 4 de octubre del 2013. El perjudicado acusó a los guardias de mentir porque él, a la misma hora que dicen que lo vieron en Oia, asistía a un cursillo de extracción de almeja en Noia, a 160 kilómetros. La Fiscalía cree «imposible» ir de un sitio a otro en menos de dos horas, como así prueban varios simulacros en Goole Earth y como demostró un guardia de Tráfico que cubrió la ruta más corta en coche.

El juicio en la Audiencia se centró ayer en si el supuesto furtivo tenía tiempo material de estar en Oia y luego ir a Noia. Un testigo dijo que a las 7.20 horas de la mañana vio al exguarda de pesca en un bar cerca de Oia acompañado de un furtivo. Los tres acusados insisten en que lo vieron de 8.30 a 9.15 o 9.30 horas hacer guardia en una carretera de Pedornes para «controlar» mientras su cómplice, un reincidente apodado Madriles, extraía un saco de 40 kilos de percebes ilegales y los metía en el coche del sospechoso. Ambos eludieron el control policial.

Por su parte, el exvigilante niega haber estado en Oia. Afirma que a las 8.30 horas recogió a un compañero de curso en Cambados y llegaron juntos antes de las 10.00 a Noia. Las clases empezaron con media hora de retraso. Testigos recordaron ayer que dos alumnos de Vigo llegaron más tarde que el profesor, sobre las 11.00 horas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

No estaba en Oia sino en Noia