La alcaldesa de Oia se estrena sin poder firmar por falta de certificado electrónico

Monica López Torres
m.torres OIA / LA VOZ

OIA

monica torres

La nueva regidora dedicó su primer día de trabajo a tomar contacto con los funcionarios y medios de comunicación

14 nov 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La anécdota del primer día como alcaldesa de Oia de Cristina Correa Pombal es que no pudo firmar ninguno de los decretos pendientes. Comenzó su jornada laboral a las ocho en punto de la mañana pero no pudo estampar su firma en los documentos que la esperaban en el escritorio porque esta misma semana se ha digitalizado toda la administración municipal. «No pasa nada, hay que esperar a ir a Hacienda, que nos ha citado para el lunes a convalidar la firma y ya está», explicó con humor la regidora 24 horas después de tomar posesión.

La agenda arrancó en la plaza de abastos, donde, con otros miembros de su equipo de gobierno, realizó la primera toma de contacto con la veintena de operarios que se acaban de incorporar al trabajo en el marco del plan de empleo puesto en marcha por la Diputación de Pontevedra.

Al llegar al Concello ya tenía algún vecino esperando y, durante la mañana, hasta que a las tres de la tarde abandonó las dependencias municipales, recibió en su despacho a otras dos personas del municipio. Parte de la mañana la dedicó a ponerse al día con la plantilla. «Es de agradecer el recibimiento de los funcionarios, receptivos y colaboradores desde el minuto uno», destacó la alcaldesa. Encontró también tiempo para recibir a varios medios de comunicación que cubrieron la primera jornada laboral en el Concello tras la moción de censura.

La alcaldesa aseguró que su equipo ya tiene determinados los departamentos en los que se estructurará el nuevo gobierno así como la distribución de competencias y áreas de trabajo de cada concejal. Pospuso el darlas a conocer hasta el pleno de organización, que no se celebrará en sesión extraordinaria, si no que será la del último jueves de este mismo mes. Entonces se conocerán también los salarios, que se prevén más bajos que los del equipo de Alejandro Rodríguez, ya que fue una de las premisas del acuerdo entre Converxencia y el PP, avanzó la alcaldesa.