«La moción obedece a intereses urbanísticos»

OIA

Mónica Torres

La alcaldesa dice que se va «con la cabeza muy alta, con dignidad»

12 nov 2015 . Actualizado a las 12:02 h.

«Nos echan, pero nos vamos con la cabeza muy alta», insiste la alcaldesa que este mediodía podrá tener que dejar el cargo. Hasta entonces mantiene la agenda tal y como estaba programada desde antes del día 30, cuando entró por registro la moción de censura contra su equipo.

-¿Cómo afronta el día?

-Trabajaré con normalidad hasta las 11.55 horas. No estoy furiosa, pero sí enfadada porque esta moción no está justificada. Ahora se está trabajando como nunca se gobernó en Oia, de una manera justa y siempre por el interés de todos los vecinos.

-¿Por qué dice que no está justificada?

-Si hubiera alguna duda podríamos haber hecho un referendo. Pero esta moción de censura obedece, sobre todo, a intereses urbanísticos. La candidata nunca participó en ningún gobierno municipal, ni vivía en Oia y es hija de un constructor cuya empresa hizo trabajos para la administración estando con un ERE y eso es ilegal. Confiemos en que sea honrada y no dé contratos a la empresa de su padre ni a la de ningún otro familiar.

-¿Qué destaca de la gestión de su gobierno?

-Creo que salimos reforzados porque hemos gobernado con hechos y eso todo el pueblo de Oia lo sabe. A pesar de tener escasos recursos económicos, en tres meses hemos abierto el Concello a los vecinos, hemos puesto en funcionamiento las depuradoras, el sistema de gestión de la administración online, hemos atendido los requerimientos de todos los vecinos y le hemos dado una oportunidad al monasterio que la oposición boicoteó. Y eso en tres meses, así que la falta de talante o de gestión no es argumento, esta moción de censura no tiene más sentido que el de ocupar la alcaldía. Los vecinos que votaron a Converxencia Galega para que hubiera un cambio, tienen que valorar ahora dónde está ese cambio.

-¿Cómo valora estos cuatro meses de trabajo?

-Muy positivamente. No había recursos económicos pero se resolvieron casi el noventa por ciento de las demandas de los vecinos, incluso estando más de un mes sin obreros en el Concello. Solo éramos tres, pero gracias al respaldo de los funcionarios y de todos los vecinos, con independencia de colores políticos, el resultado final es el de una muy buena gestión.

-¿Qué ha pasado?

-Nos echan porque, efectivamente, estamos en clara minoría. Esa es la única verdad de esta moción de censura pactada entre el PP y Converxencia Galega. Nos echan pero nos vamos muy orgullosos y con la cabeza muy alta, con dignidad pero sin vanidad.