Nueve siglos en 37 metros cuadrados

Identifican en el castro de A Cabeciña de Mougás cinco construcciones de tres ocupaciones entre el VIII antes de Cristo y el I después de Cristo

La joya de la corona es una cabaña completa del Hierro Medio con enlucido exterior y alzado de un metro.
La joya de la corona es una cabaña completa del Hierro Medio con enlucido exterior y alzado de un metro.

oia / la voz

La investigación del yacimiento de A Cabeciña, en Mougás, ha desenterrado nueve siglos de historia y los ha puesto a cielo abierto en una cuadrícula de 37 metros cuadrados. El equipo dirigido por María Jesús Iglesia Darriba confirmaba hace un mes la identificación de un castro de la Edad del Hierro. Ahora han localizado la joya de la corona. Se trata de una cabaña completa del Hierro Medio que ya se puede contemplar en toda su dimensión.

Comenzaron con cinco sondeos hace dos meses, pero decidieron ampliar el que más restos les aportó. El resultado confirma las expectativas. En el espacio que han definido y trabajado hay hasta cinco construcciones distintas de tres períodos diferentes. Hay una cabaña del Hierro Medio cuyo alzado supera el metro de altura en algunos puntos. «Es muy singular por el enlucido exterior, hay muy pocas cabañas que conserven ese elemento constructivo», indica María Jesús Iglesia. La datación estaría entre los siglos V y II antes de Cristo, al igual que la construcción auxiliar que hay al lado.

Pero también hay restos de varias estructuras de contención del terreno y, debajo del enlucido, se conservan los cortes del terreno de otra cabaña hecha con material perecedero que se corresponde con el Hierro Inicial. Sin salirse de los 37 metros cuadrados, se identifican dos estructuras de la llegada de los romanos, hasta el siglo I después de Cristo.

«En Galicia tenemos castros con ocupación desde el Hierro Medio, pero ahora tenemos desde el Inicial, desde el siglo VIII antes de Cristo», explica María Jesús Iglesia Darriba. La experta apunta que se trata de un castro con una ocupación muy prolongada en el tiempo, desde el Hierro Inicial hasta el cambio de Era. Destaca «la importante ocupación en el Hierro Inicial, al que se pueden asociar cerámicas y restos encontrados como el machado de Bronce». Sobre el castro valora también que las murallas, de hasta dos metros de ancho, están casi en superficie. Identifica el perímetro, muros de contención y tras otra terraza, una segunda muralla. Trabajaron además en otra cabaña del frente norte, de unos tres metros cuadrados, excavada en roca.

No menos sorprendente ha sido «la labor humanitaria». Han conseguido hacer arqueología de comunidad, que era uno de los objetivos prioritarios del plan de puesta en valor de este espacio, impulsado por la comunidad de montes de Mougás con la colaboración del Concello de Oia y la Diputación. No solo porque los vecinos participan activamente del proyecto que asesora el arqueólogo Javier Costas Goberna, descubridor del complejo arqueológico, sino porque han hecho accesible la arqueología a las decenas de curiosos que se acercan al recinto.

La comunidad de montes organiza mañana una visita guiada gratuita al castro y a los petroglifos de A Cabeciña. En la Casa da Cultura de Mougás se proyecta a las 11.00 horas una selección de imágenes de los trabajos y después comenzará la caminata. A las 12.30 horas se ofrece la visita al castro con asistencia abierta a todo el que quiera participar. Es una posibilidad única porque, hasta que costee una nueva intervención, habrá que volver a cubrir los hallazgos. El interés en que continúe el proyecto es evidente. «Una de las expectativas es poder llegar a constatar si había comercio en el siglo VIII antes de Cristo con los fenicios o si hay forma de relacionar el castro con los petroglifos», apunta María Jesús Iglesia.

Votación
3 votos
Tags
Oia

Nueve siglos en 37 metros cuadrados