¿Quién dijo que el Concello de Oia no tiene playas?

OIA

El municipio costero estrenó ayer en Mougás su segundo arenal artificial

03 sep 2008 . Actualizado a las 11:27 h.

Era el único recurso que le faltaba a Oia para equipararse con los municipios turísticos de Baiona y de A Guarda y ya lo tiene, al menos mientras no se lo lleve la marea.

La nueva playa artificial que el municipio ha estrenado durante la presente temporada de verano junto al antiguo monasterio cisterciense en ruinas ha gozado de una excelente aceptación entre los vecinos.

Centenares de personas han podido durante el último mes disfrutar del sol y del mar sin tener que hacer equilibrios sobre las incómodas rocas.

Y mientras no empiecen las clases en los colegios seguirá siendo durante este mes de septiembre el lugar favorito para los niños de los barrios cercanos a la antigua abadía cisterciense, tal y como se pudo comprobar durante la calurosa tarde de ayer.

La playa se ha creado con la arena procedente del dragado del río Miño, la misma que se utilizó en la playa Barbeira de Baiona bajo una enorme polémica.

La diferencia es que mientras en este ayuntamiento se tapó la emblemática cala del interior de la fortaleza, en Oia se puede ahora pasear descalzo y tumbarse en una zona sobre la que antes sólo había rocas.

En vista del éxito de la iniciativa, el alcalde, Alejandro Rodríguez, ha decidido seguir creando más playas artificiales a lo largo de la costa. A pesar de que ya estamos a punto de cerrar la temporada de verano, el municipio estrena esta misma semana una nueva playa en el puerto de Mougás.

Puerto de Mougás

Ayer mismo los camiones concluyeron los trabajos para el traslado de toda la arena procedente desde A Guarda. El nuevo espacio permitirá a los vecinos de esta parroquia la posibilidad de disfrutar de la arena sin necesidad de recorrer más de diez kilómetros para encontrar la playa natural más cercana.