La transmisión crece en los dos lados de la «raia»

Los cinco concellos entre Melgaço y Caminha suman 81 positivos frente a los 48 desde A Guarda hasta Arbo, municipio que se mantiene como burbuja anticoronavirus


tui / la voz

La transmisión del coronavirus se está incrementando en las dos riberas del Miño. Los casos activos en el norte luso evidencian la escalada y, en A Guarda y O Rosal también continúa al alza, según el informe sobre la situación epidemiológica realizado por la Dirección Xeral de Saúde hecho público ayer, en base al cual se mantienen las medidas restrictivas en los dos ayuntamientos otra semana. Los expertos mantienen que la situación en estos dos municipios es de riesgo alto-medio, pese a que en A Guarda hay 25 casos activos (cinco menos que el viernes) y en O Rosal continúa con 18, fruto de tres brotes que se circunscriben al ámbito familiar y otro de ámbito laboral. El Sergas mantiene en seguimiento a otros 33 rosaleiros por ser contactos estrechos de los positivos confirmados, indicó el gobierno local.

Según el informe del comité clínico que asesora a la Xunta ha variado ligeramente varía la franja de edad con mayor incidencia, y ya está en parámetros más similares a los de otras localidades con restricciones. La mayoría de positivos de A Guarda y O Rosal son jóvenes de entre 10 y 24 años, «con alta probabilidad de ser asintomáticos y gran capacidad de transmisión por la frecuencia de las interacciones sociales».

Valença, A Guarda y O Rosal son, con diferencia los municipios del tramo internacional del Miño que más casos activos tienen.

Después de tres meses sin ningún positivo en Valença, este municipio registró el viernes 16 casos y en el último informe de la Dirección General de Salud de Portugal, el martes eran 34 las personas contagiadas. Menos de la mitad tiene la parte gallega de su eurociudad ya que en Tui hay 14 positivos. Vilanova de Cerveira y Tomiño, con 10 y 6 casos respectivamente se mantienen a la par y el desfase vuelve en la desembocadura aunque la balanza en el estuario pesa hacia A Guarda y O Rosal, que suman 33 positivos (casi los mismos que Valença), frente a Caminha, cuyo número de afectados se mantiene casi como en el último informe, con 14 positivos.

Arbo es la burbuja antivirus de esta franja transfronteriza. Su alcalde, Horacio Gil, con todas las cautelas posibles pero con alivio, confirmó ayer a La Voz que el municipio continúa libre de coronavirus, no habiéndose registrado ningún caso entre sus vecinos desde que se declaró la pandemia, en el mes de marzo.

Río arriba el desequilibrio es, pues, muy evidente, ya que con solo dos positivos en Salvaterra do Miño, las comarcas de O Condado y A Paradanta se distancias mucho de sus vecinos portugueses. En Melgaço hay un solo caso activo pero en Monçao alcanzan los 22. Oficialmente en estado de contingencia arranca hoy el curso escolar en el país luso y, aunque el martes entraron en vigor más restricciones, la vuelta al cole será un nuevo punto de inflexión.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La transmisión crece en los dos lados de la «raia»