Los molinos del Picón consiguen la misma protección que los del Folón

La Xunta amplía la catalogación de Bien de Interés Cultural a las 67 construcciones del conjunto etnográfico de O Rosal


O Rosal

Con 21 años de demora pero la dicha es buena. El Consello de la Xunta ha ampliado la catalogación de Bien de Interés Cultural a todo el conjunto de los molinos de agua en cascada de mayor valor etnográfico de Galicia, ubicados en O Rosal. Ayer se hizo justicia y, el propio acuerdo de la Xunta recoge que la ampliación del nivel de protección del conjuntom que además cuenta con la categoría de Lugar de valor etnolóxico, «permite corregir una disfunción de la declaración original, garantizando el mismo nivel de protección para la totalidad de los molinos».

Y es que el 22 de enero de 1998 se incluyeron en el catálogo de bienes protegidos de Galicia, los 36 molinos asociados al Folón pero no los 31 del Picón, por lo que solo la mitad de las 67 construcciones que conforman este conjunto de finales del siglo XVII estaban amparadas por esta figura de conservación.

La Xunta incluye además de los molinos en su catálogo, los sistemas hidráulicos para su captación, receptación y distribución de agua y, en especial los riegos que conducen el agua a los cubos. Además protege la ermita de San Martiño y los caminos tradicionales, como el de la porpia capilla. Integran también este expediente los caminos que ascienden por Martín y Cereixeira, «que deben ser conservados na súa funcionalidad e localización».

Por último y no menos importante, se reconoce el valor de la toponimia y se tendrán en cuenta otros materiales auxiliares como picos y candiles relacionados con la actividad de la molienda, siempre que se acredite de una forma «verídica y compleja todas las dimensiones de la actividad».

Desde este momento todo el conjunto cuenta con un nivel de protección integral pese a que, se entiende quem en las futuras actuaciones y procesos de consolidación, restauración y reconstrucción, advierte la Xunta, «se podrán revisar puntualmente algunas soluciones que redunden en la mejor interpretación y uso de las técnicas tradicionales». «Además, atendiendo a que, a día de hoy, la función del conjunto es cultural, podrán acometerse mejoras para el uso de los visitantes y una óptima valoración e interpretación del conjunto», manifiesta la Xunta.

Los molinos del Folón fueron conocidos antes como de Riobó, nombre que se refería al río Folón o San Martiño. Está acreditado que se llegó a moler hasta mineral en ellos y funcionaron hasta mediados del siglo XX. Los del Picón están más hacia el Este y se alimentaba el riego da Cal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los molinos del Picón consiguen la misma protección que los del Folón