La Confederación Hidrográfica del Miño ve difícil evitar los cambios de caudal

Advierte que la concesión del pantano de Figueira estará vigente hasta 2052 y que la turbina tiene picos de intensidad


o rosal / la voz

Los pescadores han mostrado su inquietud por las oscilaciones del caudal del río Miño y el presidente de la Confederación Hidrográfica, Francisco Marín, explicó que el origen de estos cambios notables se debe al embalse de Figueira en Padrenda (Ourense). «Estamos sensibles con este problema, pero tiene difícil solución porque existe una concesión a favor de Gas Natural Fenosa que abarca hasta el año 2052 para la producción de electricidad», señala Marín que explica que una de las cosas que sucede en el verano es que «en días calurosos muchas gente pone el aire acondicionado lo que provoca un tirón del consumo y la turbina tiene que producir más electricidad, lo que se traduce en una rápida subida del cauce y se genera como una ola», señala Marín. No solamente afecta al ecosistema sino que a veces se pueden producir accidentes entre los usuarios del río, no solo pescadores sino personas que se están bañando que pueden ver como se produce una crecida repentina y el lugar del río que parecía seguro deja de serlo.

De todas manera, Marín afirma que «hemos conseguido garantizar un cauce ecológico de 29.000 litros por segundo».

El presidente de la Confederación se mostró ayer preocupado por los altibajos del cauce del río Miño y su impacto sobre el ecosistema. Marín copresidió unas jornadas de debate sobre el Plan Hidrológico que está en exposición pública y se extenderá hasta el año 2021. El anfitrión del acto fue el alcalde de O Rosal, Jesús María Fernández, y en él intervinieron tanto técnicos de la cuenca española como de la parte portuguesas. Así, uno de los ponentes fue Pimenta Machado, director regional de Gestión Hidrográfica de la Región Norte Miño-Lima. Además participaron otros expertos de Galicia y Portugal y miembros de asociaciones de vecinos, ayuntamientos afectados y comunidades de montes. Cerca de un centenar de personas debatieron sobre los recursos hídricos aportando puntos de vistas que enriquecerán el plan para los próximos años.

Otra de las cuestiones que preocupa es la contaminación de las aguas subterráneas por lantano, en la zona de O Porriño, que ha provocado que el acuífero no se aprovechable para consumo humano. «No es fácil resolverlo, la contaminación desaparecerá poco a poco», dice Francisco Marín que intenta tranquilizar respecto a la falta de lluvias ya que los pantanos están al 80 % y «no existe sequía».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Confederación Hidrográfica del Miño ve difícil evitar los cambios de caudal