O Porriño ha pagado facturas con reparos del interventor por valor de 16 millones

Monica López Torres
Mónica Torres O PORRIÑO

O PORRIÑO

Mónica Torres

El PP, que denuncia que hay pendientes otros 4,8 millones de contratos a dedo, pide a la Diputación que explique el puesto de confianza de Carrera, «que sostiene al gobierno local»

06 feb 2021 . Actualizado a las 01:25 h.

El PP desveló ayer que el Concello de O Porriño ha pagado en los últimos cinco años facturas por importe de 16 millones de euros levantando los reparos del interventor municipal. También, que debe pagos que suman 4,8 millones del período comprendido entre los años 2016 y 2019, por «contratos hechos de forma verbal y adjudicados a dedo, que están en el cajón».

Jorge Cubela, portavoz provincial del PP, y el edil y diputado provincial Alejandro Lorenzo consideran que el tema de las contrataciones a dedo en el Ayuntamiento porriñés es un «escándalo mayúsculo» que «salpica» a la Diputación. Indican que Eva García de la Torre es alcaldesa «gracias al pacto suscrito y decisivo con el concejal Manuel Carrera, líder de una lista independiente». Cubela sostiene que «esta trama de corrupción salpica al ejecutivo de Carmela Silva mientras el edil Manuel Carrera, «que está siendo investigado y que, presuntamente participa de una red clientelar de contratos a dedo en el Concello de O Porriño», siga siendo asesor del PSOE en la institución provincial, con una salario de cerca de 50.000 euros. «Compraron la alcaldía de O Porriño nombrándolo asesor del grupo provincial socialista», dice mientras insta a la Diputación a que explique «cuál es su papel en esas funciones de asesoramiento». Los populares reclaman explicaciones y defienden que «a día de hoy, Manuel Carrera no puede seguir ni un minuto más cobrando una nómina de la Diputación».

Esta declaración se produce tras conocerse las sentencias del Juzgado Contencioso-Administrativo número 1 de Pontevedra, que ha remitido a la vía penal prácticas por las que el Concello de O Porriño, «durante un período prolongado de tiempo, ha actuado o está actuando al margen del Derecho en la materia de contratación». Alejandro Lorenzo destaca que en el Concello de O Porriño se hacen rechazos de facturas «de forma sistemática, incluso de servicios recurrentes como la luz o el agua para evitar su fiscalización». «Las empresas tienen que acudir al juzgado porque el Concello ni contesta a las reclamaciones administrativas previas y conforma facturas aún cuando los técnicos informan que no existe la veracidad que demuestre que son precios de mercado. Es algo gravísimo y se está creando un fraude total a las empresas y una administración desleal», sostiene Lorenzo.

La alcaldesa socialista Eva García de la Torre mantiene, por su parte que «la situación judicial de O Porriño la ha provocado el Partido Popular denunciando sistemáticamente toda la gestión del A Concello». «Me toca sacar la cara por Manuel Carrera porque me consta que no hizo nada ilegal e irregular. El PP sabe que él nunca contrató con nadie que formara parte de su candidatura, intentan meterlo en la decisión de alguien que sí fue en su candidatura pero que, después de que ya hubieran llevado todo esto al juzgado, compró una empresa que estaba en concurso de acreedores y que nada tiene que ver con él», manifestó.

De la Torre reconoce que sí se encuentra investigada por corrupción, «pero a instancias del PP, que es quien pone las denuncias». «El PP está en una ofensiva judicial y mediática acelerada porque sabe que se le acaban los argumentos», argumenta la regidora.