Camioneros usan leiras como párking a la espera de la ciudad del transporte

La lista de espera para aparcar en la esplanada de ADIF en Guixar suma 30 vehículos


vigo / la voz

Dos décadas llevan los transportistas clamando por un centro logístico para camiones en condiciones. «Es el cuento de nunca acabar», se lamenta Ramón Alonso, presidente de la asociación mayoritaria en el sector de mercancías, Asetranspo, que recuerda que centenares de camioneros se ven obligados a buscar a diario aparcamiento en leiras, corredoiras y arcenes. «No hay más que darse una vuelta por el extrarradio para comprobarlo», dice.

La Zona Franca incluyó en el presupuesto del 2018 una partida de 7 millones de euros para la infraestructura, pero el dinero solo arregla una parte de la ecuación, la otra, no menos importante, es encontrar los terrenos idóneos. Los transportistas piden que estén lo más pegados posible a la autovía -«entre Cans y Bembrive cualquier sitio es bueno», afirma Alonso- con el fin de que sea operativo y no obligue a los vehículos a realizar grandes desplazamientos para cumplir con los tiempos de descanso que estipula la ley. «Se trata de darle vida a los polígonos industriales desde O Porriño a Nigrán», señala.

La delegada de Zona Franca, Teresa Pedrosa, apuesta por convocar un concurso público de adquisición de suelo. Buscan un mínimo de 50.000 metros cuadrados. A los transportistas les da igual el sistema elegido, lo que quieren es que se agilice la operación. Y que se haga pensando en el largo plazo. En este sentido, les parece que la superficie de la parcela tendría que ser de 100.000 metros cuadrados, ya que piden algo más que un mero aparcamiento. Quiren que cuente con servicios complementarios, como gasolinera, cafetería, aseos, hospedaje..., en definitiva todo lo que necesitan los profesionales que realizan largas rutas.

Multas y ruido

Mientras no se concreta la construcción los transportistas se siguen buscando las castañas como pueden para tratar de aparcar en zonas vigiladas y evitar así no solo posibles multas, sino sobretodo robos. «Son el pan nuestro de cada día», afirma Alonso, que avanza que en estas fechas, con camiones llenos de productos tecnológicos para surtir a las tiendas, son «como un caramelo» para los ladrones.

Una de esas zonas es la explanada de Adif en Guixar. «Está bien, pero no deja de ser un parche. La utilizan empresas que operan en el puerto, sobre todo con contenedores», dice. Tiene capacidad para 100 camiones y no solo está llena desde el primer día, sino que hay lista de espera. Hay unos 30 vehículos esperando que quede libre una plaza.

El antiguo muelle de Duches, en Rande, es otro parche, en este caso infrautilizado, ya que no solo queda a desmano, sino que carece de accesos adecuados. Recuerdan que cada día circulan por los parques industriales de Vigo y su entorno unos 1.000 camiones. «La prisa está más que justificada», concluye Alonso.

El sector, preocupado por la amenza de Caballero de cerrar Teis al tráfico pesado

La gerente de Asetranspo, María Álvarez, no oculta la preocupación del sector por lo que pueda pasar el primero de enero. Señala que es el día que toca renovar el acuerdo que permite circular a los grandes camiones por Teis y recuerda que el alcalde, Abel Caballero, ha amenazado con cerrar la zona al tráfico pesado. El Concello quiere que el gobierno de Feijoo se comprometa a construir un acceso a la autopista en la avenida de Buenos Aires. «Es un tema que depende de la Xunta y de Audasa al que siguen sin dar solución. Y nosotros en el medio», señala María Álvarez, que recuerda que el sector lleva muchos años reclamando una salida directa en una parcela situada en las inmediaciones del ambulatorio de Chapela. «Sería una obra bastante barata que acabaría con dos problemas de una vez, los atascos de tráfico y el ahorro del peaje».

El coste de los peajes es precisamente uno de los motivos por los que los camiones no utilizan la explanada de Duches, en Rande, para aparcar remolques y semirremolques.

En total, son 850 las autorizaciones de paso de vehículos pesados por Sanjurjo Badía que mantiene el Concello. Es la ruta habitual para llegar desde el puerto a los almacenes frigoríficos de compañías con tanto movimiento como Pescanova, Frigalsa o Frioya, entre otros.

María Álvarez explica que eso no significa que circulen por la zona a diario los 850 camiones, ya que son muchas las empresas que tienen dos o tres remolques pero solo una cabeza tractora, por lo que la media diaria ronda los 300 tráileres. Eso sí, entiende que los vecinos estén molestos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Camioneros usan leiras como párking a la espera de la ciudad del transporte