El CTAG pide a la alcaldesa de O Porriño terrenos para construir un circuito de pruebas 

El centro de investigación necesita suelo para competir con otros organismos extranjeros

la voz

La alcaldesa de O Porriño, Eva García de la Torre, se comprometió con los directivos del Centro Tecnológico de la Automoción (CTAG) a estudiar que el centro disponga del espacio necesario para ubicar un circuito de pruebas de promedio y alta velocidad. En la actualidad, y con el aumento de la actividad del CTAG, estas instalaciones precisan de más espacio que permita asumir el volumen de encargos que tiene el organismo que, como recordó el director gerente, Luis Moreno, compite con entidades similares de Francia, Alemania, Japón y los Estados Unidos.

Luis Moreno y Eva García de la Torre abordaron nuevas ideas que serán beneficiosas para las dos entidades y posibilitarán que el Centro Tecnológico del Automóvil pueda seguir desarrollando sus investigaciones a pleno rendimiento. La alcaldesa, acompañada por el concejal de Urbanismo e Industria, Marcelino Coto, visitó la sede del centro y mantuvo una reunión de trabajo con sus responsables.

García de la Torre tuvo la oportunidad de conocer al por menor los proyectos en los que trabaja el CTAG, entre ellos el estudio de nuevos materiales, mejoras en la ingeniería mecánica, seguridad pasiva, propulsión, emisiones, ergonomía, fiabilidad, instrumentación o automatización, aplicadas a la automoción.

En las distintas áreas y laboratorios desarrollan su función un total de 440 personas de siete nacionalidades distintas, la mayor parte de ellos, doctores e ingenieros especializados en diferentes disciplinas.

La alcaldesa también recorrió el nuevo edificio del Centro Tecnológico, inaugurado en 2014, en el polígono industrial de A Granxa, que duplicó la superficie del centro hasta los 40.000 metros cuadrados actuales.

La regidora planteó lo mismo que dijo al Centro Tecnológico del Granito, su absoluta prioridad para impulsar y poner en funcionamiento a formación de personas en paro para que adapten sus conocimientos a las necesidades de las empresas, en este caso del sector de la automoción, donde O Porriño es un referente mundial. La iniciativa tiene el respaldo del CTAG. El director indicó que el inicio de la fabricación de la furgoneta K-9, en la planta de PSA, supondrá una importantísima carga de trabajo para lo ciento de empresas auxiliares de Citroën abriendo, de nuevo, una salida profesional para muchas personas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El CTAG pide a la alcaldesa de O Porriño terrenos para construir un circuito de pruebas