Mos cita a los niños sin recursos en el Concello para darles regalos de Reyes públicamente y publica fotos

La Voz VIGO

MOS

El gobierno dice que fue un acto «cheo de ilusión», pero muchas voces critican que se trate a los menores «de forma diferente»

08 ene 2022 . Actualizado a las 00:09 h.

Los niños de las familias usuarias de los Servicios Sociales de Mos han tenido el dudoso privilegio de que los Reyes Magos les dieran públicamente sus presentes. El Concello de Mos citó a todos ellos en el Concello el día 5 por la mañana, para darles los regalos en un acto de entrega oficial y después publicó las fotos en la web oficial del Concello. Por supuesto, las fotos se han hecho de espaldas o de lado para preservar el derecho a la intimidad que otorga la Ley. Pero la falta de protección que ha desatado la polémica no es la de la posible exposición pública de la imagen de los pequeños sino la de sus familias, invitadas de necesidad a participar de un acto supervisado por autoridades políticas ya que estaba la alcaldesa, Nidia Arévalo y la concejala de Servicios Sociais, Sara Cebreiro además de representantes de Mosaxuda

 La inmensa mayoría de ayuntamientos se ocupa de ayudar todos los años a los Reyes de Oriente para que ningún niño se quede sin juguetes en Navidad ni en el resto del año y, casi siempre, al igual que en Mos, gracias a la ayuda, siempre encomiable, de particulares y empresas, que hacen que esa magia se multiplique para que llegue a todos los hogares.

La fórmula suele ser distinta y la que ha elegido el Concello de Mos ha desatado una oleada de quejas entre vecinos del municipio y de otras localidades que han visto la publicación en la web oficial. Desde el Concello se indica que fue un acto «cheo de ilusión», pero las voces críticas no se han hecho esperar. «Sería fantástico que os nenos das familias usuarias dos Servicios Sociais, recibiran os seus agasallos como os demais nenos, sen diferencias. Poden ser os seus pais que os reciban sin ter que dar a cara e os que llos deixen na intimidade das súas casas, convertindo ese momento tan especial, nun momento familiar e non nun público no que, aínda enriba, son fotografados», contestó Xoa Ocampo en las redes. Todos los comentarios a la publicación, que también tenía 50 Links de «me gusta», apuntaban en la misma línea aunque subiendo el tono de los calificativos. «Este acto institucional paréceme dunha miseria moral difícil de calificar. Un acto humillante para as persoas con poucos recursos», sostiene otra persona que diferencia «o concepto de caridade que vendía o franquismo co da solidariedade responsable do século XXI», publicó Alfonso Pato.