Multa de 6.000 euros a la hermana de una edil de Mos por obras ilegales

La familiar de la concejala de Urbanismo levantó un galpón y un muro sin permiso


mos / la voz

El Concello de Mos ha impuesto una multa de 6.000 euros a la hermana de la antigua concejala de Urbanismo, Julia Lourerio, por hacer obras sin licencia. La infractora levantó un muro de cierre y un galpón sin permiso durante el tiempo en el que su familiar directo era la encargada de velar por el cumplimiento de la normativa urbanística. Loureiro continúa en la corporación municipal, si bien desde este mandato ha renunciado a continuar siendo la responsable de Urbanismo, delegación que ha asumido su compañero Alberto Méndez Lago.

Las obras denunciadas fueron realizadas en una propiedad de la parroquia de Guizán. De acuerdo con un informe de la arquitecta municipal, estos trabajos constituyen una infracción grave de la normativa urbanística porque carecen de licencia municipal, el muro de cierre supera la altura establecida, el galpón no cumple con la distancia al eje del camino y las planchas metálicas utilizadas en la cubierta del galpón no son materiales autorizados por el planeamiento municipal.

Denuncia vecinal

El expediente parte de la denuncia que formuló un vecino de la zona, que descubrió obras irregulares promovidas por la madre y la hermana de la concejala. Su hermana Dolores llevó a cabo la construcción del galpón ilegal en el camino Coutada das Pedras.

El denunciante descubrió la irregularidad a través de la aplicación Google Earth. De acuerdo con el historial de imágenes aéreas, la estructura fue construida hace tres años. Un vecino descubrió la irregularidad navegando por Internet. El Concello abrió una investigación una vez que el particular presentó la denuncia. Los agentes de la Policía Local realizaron una inspección urbanística para comprobar los hechos denunciados y concluyeron que vulnera la legalidad urbanística. Según la documentación que obra en el expediente, la hermana de la concejala, Dolores Loureiro, levantó la estructura sin permiso municipal. Se amparaba en una comunicación previa para hacer un galpón, pero de menores dimensiones, unos 45 metros. La obra finalizada ocupa una superficie de 85 metros cuadrados.

El Concello le requirió documentación relacionada con el proyecto que nunca llegó a aportar, de acuerdo con las averiguaciones de la Policía Local. Así ejecutaron las obras de la edificación anexa a su vivienda, sin sospechar que dos años más tarde serían denunciadas e implicando con ello a su hermana concejala. La patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Vigo llevó a cabo una investigación para determinar si la responsable municipal incurrió en algún trato de favor. No obstante, las indagaciones realizadas no concluyeron con la presentación de ninguna denuncia penal en el juzgado.

Los infractores no han demolido las obras denunciadas. La propuesta de resolución del expediente contempla la imposición de la multa, pero no que devuelva el terreno a su estado primitivo. Podrían acogerse a una reducción de un 90 % si repone por si mismo los trabajos ilegales realizados, según consta en la resolución del expediente sancionador del Concello.

Según explica un portavoz del Ayuntamiento en este caso se ha actuado de la misma forma que se haría con cualquier vecino infractor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Multa de 6.000 euros a la hermana de una edil de Mos por obras ilegales