El triste final de Usi, el «compañeiro de vida» de un vecino de Mondariz

El sospechoso de matar al perro es un hombre del pueblo al que investiga la Guardia Civil


MONDARIZ / LA VOZ

Usi era su compañero de vida desde hacía nueve años. Pasaba prácticamente las 24 horas del día con su dueño, un vecino de Mondariz con movilidad reducida. «Era o meu amigo, o meu guía, durmía ao meu lado, no sillón, e axudábame a camiñar», explica su propietario, muy afectado por la muerte de su perro, con el que salía a pasaear todos los días por el monte con ayuda de dos bastones debido a una minusvalía física del 75 %. «Era a miña motivación para moverme», asegura este hombre, que prefiere mantener el anonimato.

El supuesto autor es un vecino del municipio acusado de dispararle con una escopeta de aire comprimido. El propietario le había dejado salir de casa a las 14.00 horas y un par de horas después fue a buscarlo. «Senteime a esperalo cando abriron a porta e tirárono dunha patada no medio da carretera», explica su dueño. «Descubrín que estaba sangrando e chamei á miña filla para que nos levase ao veterinario». El hombre creyó que las heridas habían sido provocadas por el golpe, pero el personal facultativo de la clínica constató que el can tenía una perforación en el abdomen como consecuencia del supuesto disparo, tal y como explica en un comunicado la Guardia Civil, encargada de la investigación.

La radiografía realizada mostró además un perdigón alojado en su cuerpo. «Foi moi duro, eu nunca pensei que fose morrer, pero non foron capaces de pararlle a hemorraxia», lamenta este vecino de Mondariz que se emociona cada vez que recuerda a Usi. «Era mellor que moitas persoas». Su mujer, que falleció hace siete meses, adquirió la mascota en un centro comercial cuando solo era un cachorro y desde entonces fueron inseparables. «Salvoume a vida», recuerda. En una ocasión, cuando el dueño y su esposa vivían en Valladolid, el hombre sufrió una caída en un parque y Usi se puso a ladrar. Al ver que nadie socorría a su dueño fue a alertar a unas vecinas. «Era pequeno, pesaba cinco quilos, pero nunca me deixou só». En otra ocasión el propietario de Usi tropezó en el monte. «Notaba como quería axudarme e a pesar de que non podía facer nada, púxose a lamberme a man».

El dueño presentó denuncia y es el Seprona de la Guardia Civil de Ponteareas la que se ocupa del caso. El sospechoso ya ha sido notificado de su condición de investigado por cometer, presuntamente, un delito de maltrato animal. Como medida cautelar se le ha retirado el arma con la que habría disparado al animal. El juicio rápido se celebrará el 22 de este mes en el Juzgado de Instrucción nº3 de Ponteareas.

El Código Penal castiga este tipo de delito con penas de entre tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación de un año y un día a tres años para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para su tenencia. En los últimos meses se han producido varios casos de maltrato animal en el área de Vigo, tanto de perros como de gatos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El triste final de Usi, el «compañeiro de vida» de un vecino de Mondariz