Los voraces incendios del sur de Galicia suman ya 800 hectáreas

Un nuevo incendio esta tarde en Soutomaior ha obligado a activar la alerta de la Xunta por la cercanía con las viviendas

;
Máxima preocupación por dos incendios descontrolados en Galicia En Castroagudín han desalojado una decena de viviendas por precaución

Cuatro incendios de grandes dimensiones ponen en jaque a la provincia de Pontevedra y han calcinado ya más de 800 hectáreas, según las estimaciones de Medio Rural. El clima seco, el intenso calor registrado en estos últimos días y el viento propició que las llamas se extendieran con rapidez en todos los casos e incluso llegaron a estar amenazados núcleos de población. 

Soutomaior

A los tres fuegos de las últimas 24 horas se ha sumado durante la tarde un cuarto en la provincia, en concreto en el concello de Soutomaior. Las llamas se encuentran cerca del castillo y Medio Rural ya ha enviado efectivos a la zona. De momento no hay estimación de superficie calcinada pero la cercanía con las casas ha obligado a la Xunta a activar la alerta 2 sobre las 19.00 horas

La alarma entre los vecinos ha dejado escenas de preocupación y conmoción en este municipio. El calor de hoy y los vientos no están ayudando en las tareas de extinción. En este caso las llamas fueron preocupantes en el lugar de San Martiño de Ventosela, en el vecino municipio de Redondela.

;
Incendio en Soutomaior La Xunta envía 4 helicópteros y un avión para luchar contra las llamas

Cotobade -365 hectáreas

En Cotobade se inició el lunes un fuego que fue creciendo debido a las condiciones atmosféricas a lo largo de la tarde y llegó incluso a saltar a de municipio. La situación en la parroquia de Bora, en O Salgueiral, obligó a extremar la cautela porque las llamas llegaron a menos de cincuenta metros de las viviendas. A primera hora de la mañana la Xunta informaba de que el fuego, iniciado en la parroquia de Tenorio, se encontraba activo y que la alerta de nivel 2 se mantenía, debido a la cercanía con el lugar de Vilanova. 

;
Incendio forestal en Cotobade La Xunta ha activado el nivel 2 por la proximidad de las llamas a las viviendas del núcleo de Vilanova

Las llamas en este caso arrancaron a las 17.20 horas del lunes y en su control trabajan hoy, según fuentes de Medio Rural 2 técnicos, 19 agentes, 24 brigadas, 10 motobombas, 6 palas, 15 helicópteros y tres aviones. También colaboran efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente envió medios aéreos y terrestres para apoyar en las labores. Así, se han desplazado tres aviones anfibios de 6.000 litros de capacidad de las bases de Lavacolla y Matacán, en Salamanca, así como un helicóptero Kamov de 4.500 litros de descarga de la base de Ibias en Asturias y un avión de Comunicaciones y Observación de la base de Matacan, que envía imágenes aéreas del incendio en tiempo real, según recoge EFE.

Para trabajar en tierra en la lucha contra las llamas, que han arrasado más de trescientas hectáreas, se encuentran en la zona dos brigadas de refuerzo contra incendios forestales con sus cuatro helicópteros de 1.200 litros de las bases de Laza en Ourense y Tabuyo del Monte en León.

Mondariz- 160 hectáreas

Es el más reciente de los incendios ocurridos en Galicia. La alerta saltó pasadas las 22.00 horas del lunes y se llegó a decretar alerta de grado 2 por la cercanía a las viviendas en los núcleos de población de Cumiar y A Coutada. La alarma ha sido desactivada esta mañana pasadas las 10.30 horas y poco después se dio el incendio por estabilizado. 

El fuego afectó a las parroquias de Queimadelos, Meirol, Mouriscados y Vilasobroso. El regidor de Mondariz, Xoán Carlos Montes, criticó la falta de medios y efectivos. «Se se tivera actuado antes non se chegaría a onde se chegou. Chamei a emerxencias por ver se movilizaran a operativos de Vigo porque estaba preto das casas e me dixeron que non. Creo que houbo falta de coordinación», apuntó Xoán Carlos Montes. 

Este es uno de los primeros incendios grandes de la temporada en el área de Vigo. El último en registrarse fue el incendio de Arbo de la semana pasada, en el que ardieron unas 110 hectáreas y en el que también se temió por varios núcleos de viviendas. 

La Xunta tiene movilizados para el fuego de Queimadelos a dos técnico, 9 agentes, 24 brigadas, 17 motobomba, cinco helicópteros y una pala.

Caldas de Reis- 290 hectáreas

Uno de los más graves registrados en la provincia fue el de Caldas de Reis que a mediodía de hoy se daba por estabilizado. El fuego se inició poco antes de las 16.00 horas del lunes y obligó a movilizar numerosos medios de extinción terrestres y aéreos. Se originó en la parroquia de Saiar y también obligó a activar la alerta 2 por la proximidad con el núcleo de Castro de Agudín, que ha quedado desactivada hoy pasadas las 12.30. 

Para las labores de control han sido movilizados tres técnicos, 12 agentes, 32 brigadas, 16 motobombas, dos palas, un tractor, 11 helicópteros y dos aviones. 

Ribeira- 82 hectáreas

En la provincia de A Coruña la jornada de ayer también se tiñó de humo por un incendio en el ayuntamiento de Ribeira, que esta mañana sobre las 11.00 se dio ya por extinguido tras quemar 81,7 hectáreas.

En concreto el fuego se originó en la parroquia de Carreira y afectó en buena parte a terrenos que se encuentran dentro del Parque Natural de las Dunas de Corrubedo. El fuego se inició a las 00:30 horas del lunes y estuvieron trabajado en su extinción 1 técnico, 14 agentes, 27 brigadas, 22 motobombas, 4 palas, 3 helicópteros y 2 aviones.

Otros incendios

Aunque estos tres fuegos fueron los más graves y peligrosos de la comunidad en las últimas 24 horas, lo cierto es que no son los únicos que han hecho saltar las alarmas de los efectivos de Medio Rural. 

Esta misma tarde se ha informado de un nuevo fuego en el municipio coruñés Cee que superaría las 20 hectáreas. En este caso el origen estaría en la parroquia de Ameixenda.

En la tarde de ayer se declaró nivel dos en Vilagarcía, en la parroquia de Cea. En el lugar de Castroagudín fueron desalojadas cerca de una decena de casas por la cercanía con las llamas. También amenazaron el polígono de O Pousadoirro, cuyas naves fueron desalojadas. Dos hidroaviones participaron en el operativo. 

En Poio ayer por la tarde se declaró otro fuego, en concreto en la parroquia de San Salvador. La rápida intervención de la agrupación de Protección Civil y de la Policía Local de este municipio evitó que las llamas alcanzaran unas grandes dimensiones. Finalmente, consumieron cerca de mil metros cuadrados.

También en la provincia de Pontevedra se registró otro incendio en Cambados, en el lugar de O Facho, donde los efectivos de protección civil y los vecinos pudieron sofocar las llamas y evitar que el fuego se expandiera. 

En O Porriño ardieron tres hectáreas de arbolado en la parroquia de Budiño, y en Baños de Molgas se quemaron 2,5 hectáreas.

Información elaborada por Javier Romero, Cristina Barral, Serxio González, López Penide, Carlos Pereiro, Alejandro Martínez, Maite Rodríguez, L. Míguez y María Santalla.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Los voraces incendios del sur de Galicia suman ya 800 hectáreas