Caduca la licencia para el hotel de Domaio 18 años después

Monica López Torres
m.torres MOAÑA / LA VOZ

MOAÑA

Luita Verde

Los informes municipales confirman que la obra no arrancó

07 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La Junta de Gobierno Local de Moaña ha incoado un expediente de caducidad sobre la licencia para construir un hotel de cuatro estrellas en San Lourenzo, en la parroquia de Domaio. Así lo hizo público ayer Luita Verde, que indica que «el expediente para la declaración de caducidad se inició a instancia de Luita Verde, en ejercicio de acción pública urbanística, una vez constatado que expiró l plazo, bien para comenzar las obras o para acabarlas, sin que el titular las iniciarse o terminase».

El titular de la licencia es Inter Burgo, propietaria también del campo de golf de Domaio. La concedió la comisión municipal de gobierno de Moaña el 28 de octubre del 2002 y contemplaba un edificio de sótanos y dos plantas para hotel de cuatro estrellas. Luita Verde presentó el primer escrito el 9 de enero del 2019 y lo reiteró el 22 de mayo del mismo ejercicio al no haber conseguido una respuesta al primero. También acudió a la Valedora do Pobo, que admitió la queja y tuvo que formular varios requerimientos al Concello de Moaña.

Según el documento que respalda el expediente de caducidad, el arquitecto municipal visitó las obras recientemente y, con fecha del 21 de septiembre, emitió un informe en el que constataba la falta de actividad en la parcela. «Las obras correspondientes al sector H del SAU A-7 de Domaio, correspondientes a la licencia de un hotel del expediente 185/2002, no fueron iniciadas en este momento, no existiendo ningún elemento (tira de cuerdas, replanteo, movimiento de tierras o algún otro hecho), que haga considerar su inicio», recoge el dictamen al que ha tenido acceso Luita Verde. El asesor jurídico informó tras el arquitecto, el 12 de octubre confirmando que había base para la caducidad ya que hasta se había superado el plazo de seis meses establecido para su inicio en la sentencia del 23 de noviembre del 2009, del juzgado de lo contencioso administrativo Número 3 de Pontevedra.

Tras este resultado, Luita Verde recuerda que el 14 de marzo del año pasado solicitaron también la caducidad de las licencias concedidas el 12 de febrero del 2001 y el 9 de junio del 2003 para 50 y 52 viviendas adosadas respectivamente a Construcciones Mirón y Agarvi en el sector B de la misma unidad de actuación «por incumplimiento manifiesto de las obligaciones de edificación y urbanización simultánea». «Han pasado 10 años sin actividad», dicen.