La falta de PXOM tiene paralizada una inversión de 20 millones en Fandicosta

La suspensión de parte del Plan Xeral afecta a la parcela de la empresa en Domaio


vigo / la voz

Dos meses llevan en el cajón los planos de la nave diseñada por Fandicosta para sustituir a la devorada por las llamas en mayo. La empresa también se ha garantizado la financiación y tiene prisa por empezar la obra, pero la suspensión de parte de la ordenación urbanística de Moaña les obliga a esperar de brazos cruzados. «Nosotros hemos hecho lo que teníamos que hacer, ahora todo depende de la Xunta», afirma el presidente de la compañía, Ángel Martínez, que considera «kafkiano» que se les impida levantar la nueva edificación en el mismo solar que ocupaba la que tuvieron que derribar. El resultado es que está paralizada una inversión de 20 millones de euros.

La alcaldesa de Moaña, la nacionalista Leticia Santos, asegura que el Concello ha hecho todo lo que está en su mano para acelerar la tramitación. Subraya que el problema se agudizó tras el incendio en Fandicosta, pero recuerda que la suspensión de parte del Plan Xeral, en concreto un 5 % del suelo del municipio cuya calificación no se ajustaba a los criterios de la Xunta, se produjo en el 2011. «Comezamos a traballar niso cando chegamos ao goberno, e en outubro do 2015 presentamos unha proposta inicial, pero ata que pasou o de Fandicosta parece que non houbo présa», dice Santos, que está convencida de que el visto bueno de la Xunta se producirá en breve ya que hace más de un mes que el Concello envió el documento, «e a redacción fíxose consultando con eles. Sabemos que o tempo corre en contra da empresa, por eso no momento en que entre en vigor o PXOM daremos a licencia. O que queremos é que o proceso se axilice o máis posible para garantizar os postos de traballo», sostiene.

El propietario de la compañía tiene la esperanza de que la respuesta de Santiago llegue antes de que remate noviembre. «Hemos hechos ya hasta aprovisionamiento de materiales», dice.

La nueva nave, con capacidad para 9.000 toneladas, representa el 50 % de la capacidad de frío de la firma, que se han visto obligado a contratar a terceros para mantener la actividad, «lo que representa un extracoste de unos 150.000 euros al mes», dice Ángel Martínez.

El plazo de ejecución de las obras no bajará de 8 meses, lo que supone que, en el mejor de los casos, la nueva nave no estaría operativa antes de agosto del 2017. «Estamos deseando pasar página y volver a la normalidad, porque ha sido durísimo».

Ángel Martínez: «Estamos pasando un verdadero calvario para no fallar a los clientes»

Ángel Martínez, propietario de Fandicosta, explica que cada día que pasa sin poder reconstruir las instalaciones supone un problema. «Estamos pasando un verdadero calvario para no fallar a los clientes», asegura. Añade que el coste de seguir atendiendo todos los pedidos en las actuales condiciones «es brutal». Y no se refiere solo a la parte económica, que también, sino a la organizativa, con traslados de maquinaria y personal a otras plantas fuera de Moaña para cumplir con todos los pedidos.

En cuanto a la parte económica, Ángel Martínez cifra en un 10 % el incremento de los costes operativos fruto del encaje de bolillos logístico al que se enfrentan cada día. Todo para seguir al pie de la letra la lección que recibieron de otras empresas que, como Campofrío, vieron también reducidas a cenizas buena parte de sus instalaciones. «El consejo que nos dieron fue no fallar en la producción, y eso estamos haciendo. El cliente necesita producto y si nosotros no se lo garantizamos será otro el que lo haga», concluye.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de PXOM tiene paralizada una inversión de 20 millones en Fandicosta