Los vecinos exigen que se revise el estado de un monumento románico en Moaña

El escudo desprendido del campanario sigue en el tejado, a la espera de la Xunta

Manuel Uxío García Barreiro.
Manuel Uxío García Barreiro.

moaña / la voz

Los vecinos de San Martiño, la parroquia donde nació Moaña, reclaman que Patrimonio examine al detalle el estado de la construcción originaria del siglo XII. El templo es una de las joyas del románico gallego y cuenta con un campanario que fue realizado posteriormente, en el XVIII.

Lo que ha dado problemas es la parte más moderna, por un incidente que ha supuesto el desprendimiento de una gran pieza de piedra del campanario.

Según relató ayer el secretario de la asociación de vecinos, Manuel Uxío García Barreiro, el accidente se produjo el pasado fin de semana cuando uno o varios jóvenes se encontraban jugando a la pelota en el atrio. El templo está rodeada de un gran terreno con césped, que es aprovechado por los aficionados al fútbol. Un puntapié acabó con el balón en el lo alto de la iglesia y uno de los participantes en el juego decidió subir para recuperarlo. Al intentar trepar por el cable que une el pararrayos con la toma de tierra este filamento seccionó, como si fuese una navaja, uno de los escudos de la cúpula donde se alojan las campanas. «Por suerte no hubo ningún daño personal», señala el concejal de Cultura, Salvador Meira. La piedra cayó sobre el tejado de la nave principal y allí permanece, a la espera de que Patrimonio de instrucciones al Concello sobre si debe retirar la piedra o debe ser el propio obispado el que la recoja y reponga, según Salvador Meira.

El monumento es un bien de interés cultural protegido por la dirección de Patrimonio de la Xunta pero la propiedad es del obispado de Santiago bajo cuya jurisdicción se encuentra.

La alcaldesa, Leticia Santos, señaló ayer que el Concello ha remitido un informe a Patrimonio y al obispado explicando lo que ha sucedido. Este tema se abordará en la comisión mixta de patrimonio formada por la Xunta y la iglesia católica en la que se decidirá cómo actuar. La Policía Local ha vallado la parte más cercana a la zona de la cubierta donde se ha quedado la piedra. De este modo quiere impedir que los curioso se aproximen y que no haya riesgo de que el pesado escudo caiga sobre algún transeúnte. García Barreiro señala que «Patrimonio debería comprobar todo el campanario para ver si hay otras piezas que están con peligro de derrumbe y también deberían fijarse en la portada y en general en el estado de todo el templo».

Diezmos

El campanario de la iglesia de San Martiño data de 1760. Su ejecución la ordenó el arzobispo Cayetano Gil Taboada en 1747. Tras unos años de espera, se construyó con el dinero procedente de los receptores de los diezmos eclesiásticos: el cardenal Besi de Santiago, la Universidad de Santiago y el abad de Moaña. La fecha de construcción está grabada en la parte alta de la construcción. En el campanario se colocaron cuatro escudos con símbolos compostelanos, según García Barreiro, que, además de ser el secretario de la asociación vecinal, ha estudiado en profundidad la historia de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los vecinos exigen que se revise el estado de un monumento románico en Moaña