Oportunidad perdida en Boiro

Liga ACT Tirán reacciona tarde y acaba octavo y Meira diluye la reacción del sábado

Tirán acabó firmando el octavo puesto después de una mala salida y un buen final, pero sigue sexto en la Liga ACT.
Tirán acabó firmando el octavo puesto después de una mala salida y un buen final, pero sigue sexto en la Liga ACT.

Vigo / La Voz

Boiro no fue un buen destino para las dos embarcaciones moañesas de la Liga ACT. Tirán despertó demasiado tarde e igualó su peor puesto de la temporada, el octavo, mientras que Samertolameu de Meira volvió a dar un paso atrás y cerró la clasificación, lo que significa perder una oportunidad de oro para subirse al tren de la permanencia. El triunfo se lo llevó Hondarribia con trece segundos de margen sobre Urdaibai, dejando claro que el título solo es cuestión de tiempo.

Tirán tenía una buena oportunidad para consolidar la sexta plaza e incluso dejar una puerta abierta a acabar la temporada en la tanda de honor, pero las rotaciones no funcionaron. Truco metió a seis hombres de refresco en la Mar do Con y desde la primera palada la trainera fue perdiendo tiempo con Kaiku y con San Pedro. No iba al mismo ritmo ni en los largos hacia mar abierto ni en los de retorno a tierra. De hecho, el barco patroneado por David Álvarez llegó a tener una desventaja de nueve segundos con respecto a la Libia. Sin embargo, una muy buena reacción final estuvo a punto de cambiar el panorama. De hecho a Tirán le faltó un segundo para dar caza a su rival de la jornada de ayer en la segunda tanda y otro más para neutralizar a Cabo da Cruz, que había pagado su mal día del sábado en Meira bogando con la primera tanda. Al final, los anfitriones de ayer acabaron sextos y se colocan a tres puntos de los de Moaña en ese derbi particular por ser el mejor barco gallego de la temporada.

Lo de Samertolameu fue mucho más grave. Si el sábado había dado un paso adelante para pensar en la salvación, ayer dio dos para atrás. Aunque Quique López solo hizo dos cambios con respecto al equipo que consiguió la mejor clasificación de la temporada el sábado, el barco del domingo apenas estuvo en la regata. En la primera ciaboga ya perdía cuatro segundos con respecto a Portugalete, distancia que se fue incrementado a medida que se sucedían los largos hasta alcanzar una descompensación de 15 segundos. Y la cosa todavía pudo ser peor, porque Zierbena, ayer un intruso en la segunda tanda, se metió entre los dos últimos durante mucho tiempo, lo que habría sido un golpe mortal. Al final, Meira firmó su octavo farolillo rojo y Portugalete fue penúltimo. Un punto más de diferencia negativa y una regata menos para un imposible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Oportunidad perdida en Boiro