El expendedor de una gasolinera de Gondomar afronta 3 años de cárcel por quedarse 60.000 euros

El acusado del desfalco cogió dinero y tiques generados en su turno durante tres meses y se compró un quad y un patinete

Juzgados de Vigo donde se llevó la causa
Juzgados de Vigo donde se llevó la causa

Vigo / La Voz

Un empleado de una gasolinera del centro de Gondomar se sentará en el banquillo de la Audiencia por, supuestamente, quedarse 59.526 euros de la recaudación de su empresa en el 2019. La Fiscalía pide para él tres años de cárcel como supuesto autor de un delito de apropiación indebida agravado por el alto valor del botín obtenido. Con el dinero desfalcado se compró un quad, un patinete eléctrico, un ordenador, un reloj Apple y un móvil de la misma marca. Parte del botín fue requisado por el empresario y el quad permanece en una finca de la Diputación de Pontevedra bajo custodia de la Guardia Civil a la espera de ser subastado.

El juicio se celebrará el día 9 en la quinta sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo.

La Fiscalía sostiene que el empleado actuó durante tres meses, entre febrero y mayo del 2019. Fue contratado en noviembre del 2018 como expendedor de la estación de servicio. Su tarea consistía en atender a los clientes que repostaban gasolina.

Al llenar el depósito, se generaban automáticamente los tiques de venta. El implicado tenía que introducir estos documentos y el dinero en metálico que recaudaba por la ranura de una caja fuerte de una habitación con acceso restringido a los empleados.

Desde febrero, según el fiscal, el implicado aprovechó su puesto laboral para entrar en la habitación para efectuar ingresos, guardarse el dinero y los tiques de su turno. Cada día se quedaba con pequeñas cantidades, a veces de 500 euros.

Con este sistema, se llegó a apropiar de 59.529 euros hasta que fue descubierto. El 27 de mayo, al terminar su turno, los agentes cayeron sobre él y lo arrestaron. Portaba consigo 500 euros desfalcados ese día.

El implicado devolvió otros 2.354 euros que le confió a un amigo para que se los guardase en su casa sin saber este de dónde procedía el dinero. Lo recuperado se le reintegró al gerente de la gasolinera, lo mismo que los aparatos tecnológicos que se compró con el botín.

La Fiscalía, además de cárcel, pide 1.620 euros de multa y que devuelva 56.684 euros que faltan.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El expendedor de una gasolinera de Gondomar afronta 3 años de cárcel por quedarse 60.000 euros