«Nalgo debemos molestar e por iso queren sacarnos do medio»

Antonio Araúxo, cesado como socio de gobierno en Gondomar, cuestiona los intereses del alcalde socialista


GONDOMAR / LA VOZ

Los socios del bipartito que gobernó Gondomar los últimos tres años y tres meses ni siquiera se vieron ayer, última jornada de trabajo en el Concello de los tres ediles de Manifesto Miñor. El regidor socialista, Francisco Ferreira, firmó las resoluciones de cese por la administración electrónica Gestiona y así le llegaron las notificaciones a los concejales nacionalistas.

«Traballamos con absoluta normalidade», aseguraba Antonio Araúxo cerca de las dos de la tarde, aún desde su despacho de Urbanismo. No fue hasta última hora de la mañana cuando se les confirmó el cese, así que la jornada transcurrió con aparante normalidad. La agrupación liderada por Araúxo pospuso hasta hoy su opinión sobre lo sucedido ya que anoche tenían programada una asamblea para «valorar e deseñar os novos pasos». Sin embargo, y aún en su puesto de trabajo, Araúxo sí trasladó su parecer personal. «En algo debemos estar a tocar que lles molesta, e por iso queren sacarnos do medio», dijo el hasta ayer primer teniente de alcalde al frente de las áreas de Urbanismo, Patrimonio y Vivenda. El concejal considera que la fulminante ruptura que se precipitó durante el fin de semana tras un tenso pleno el viernes en el que no respaldaron la propuesta del contrato de basura del resto del gobierno local, obedece a intereses que «xa se irán sabendo». «Os intereses que moven estes ceses son os mesmos que os da moción de censura do 2009», afirma en referencia a cuando el PSOE, que dos años antes le había apoyado para que accediera al sillón como alcalde del BNG, respaldó con el PP y los independientes la moción de cesura que los desbancó. «Hoxe traballamos con total normalidade e tranquilidade», insistó el concejal de Manifesto.

A esa misma hora, el alcalde no solo había firmado ya las resoluciones para cesar en sus delegaciones de gobierno a Antonio Araúxo, Xosé Antón Araúxo y Rocío Cambra, sino que también tenía repartidas sus áreas entre los cuatro concejales socialistas.

Nuevas delegaciones

Francisco Ferreira suma Benestar Social a las de Personal, Normalización Linguïstica y Economía e Facenda. Nuria Lameiro, que asume la primera tenencia de alcaldía, se encargará de sanidade. Iria Lamas Salgueiro, segunda teniente de alcalde, entra a partir de ahora también en la junta de gobierno y, a sus delegaciones de Servicios, Infraestructuras y Educación añade las de Urbanismo, Patrimonio y Vivenda. José Manuel Chamoro, por último, concejal de Vías y Obras, Seguridad y Tráfico y Mobilidade, se hace también con las de Mercados, Participación Cidadá, Turismo y Dinamización.

El PSOE enfrenta la última etapa de su mandato en solitario, como lo hizo durante los casi dos primeros meses tras las elecciones municipales ya que ningún partido le apoyó para asumir la alcaldía, cargo que consiguió por ser la lista más votada, y no hubo acuerdos oficiales hasta el mes de julio. Entonces sellaron un tripartito con Cabe, que duró hasta enero, y el acuerdo con Manifesto, roto el pasado sábado. Por delante tienen dos grandes caballos de batalla, que son los problemas del transporte y el urbanismo municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Nalgo debemos molestar e por iso queren sacarnos do medio»