«Ellos fueron los que rompieron el pacto»

El alcalde de Gondomar y la asamblea del PSOE ponen fin al bipartito por la «delealtad» de sus socios


gondomar / la voz

«Ha sido una decisión por aclamación de la asamblea. El PSOE inició el mandato en solitario y lo va a acabar igual, promoviendo todos los pactos y acuerdos posibles con todos los grupos». El alcalde, Francisco Ferreira, confirmó anoche la ruptura unilateral del pacto de gobierno que mantenían con Manifesto Miñor desde julio del 2015, tras la asamblea que mantuvieron en la Casa da Cultura.

«Los que realmente rompieron el pacto fueron ellos, nosotros hemos tenido ahora que formalizar la situación que llevamos sufriendo meses, de deslealtad y desconfianzas», dijo el regidor. Ferreira considera que, tras la abstención de sus hasta ayer socios de gobierno en el pleno de adjudicación del contrato de la basura, así como en otras situaciones anteriores, había una intención subliminal de boicot. «Solo puede entender así su actitud, creo que en los últimos meses han hecho todo lo posible para que tuviéramos nosotros que romper el pacto quedando ellos como víctimas para presentarse de nuevo, en ese papel, a las elecciones. Y creo que se equivocan», indica el socialista.

Francisco Ferreira recordó que tampoco consiguió la alcaldía con su apoyo. «Cabe y Manifesto se votaron a sí mismos y en el empate de PSOE y PP en segunda vuelta, gané yo porque éramos la lista más votada». «Inicié el mandato solo, hace ya tiempo que estamos los cuatro concejales socialistas solos y lo acabaré así, porque mi compromiso con la ciudadanía es dejar Gondomar mejor de lo que lo encontré». En julio del 2015 se selló un tripartito que solo duró seis meses porque en enero se descolgaron los concejales de Cabe. Desde entonces quedaron en el gobierno local el PSOE y Manifesto Miñor, con 4 y 3 ediles respectivamente frente a 10 en oposición (4 del PP, 3 de Cabe y otros 3 de Iniciativa por Gondomar).

«Esto no es un capricho, me ha costado muchísimo tener que llegar a esto, pero ellos lo pedían a gritos y la militancia me lo reclamaba», afirma el regidor. Tras la decisión asamblearia, el alcalde asegura que encara esta nueva etapa «con muchas ganas e ilusión». Avanza que mañana firmará la resolución de la alcaldía para cesar en sus delegaciones a los tres ediles de Manifesto y decidirá la redistribución de áreas.

La primera crítica es hacia Antonio Araúxo. «Dijo que si no aprobaba el PXOM en este mandato se iba, pero no ha hecho nada en tres años y me acusa a mí», dice. Recuerda también la acusación por pasar a cobro los kilómetros de su vehículo para actos oficiales, «cuando en Servicios Sociales lo hacían, y ya se vio por el fiscal que yo no hice nada mal». Censura también la actuación de la concejala de Servicios Sociales, «que no hizo nada que no se hubiera hecho ya y a la gente le irritaba que hiciera los dos viajes de su concejalía en vez de atender a los ciudadanos». Asegura que «han creado un conflicto con los placeros y perdido subvenciones». «No puedo permitir que áreas como Urbanismo, Economía o Mercados, estén en caída libre», sentenció.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Ellos fueron los que rompieron el pacto»