Una escultura homenajeará a los brigadistas de Fornelos

Se colocará en una nueva plaza dedicada a los fallecidos


fornelos / la voz

La Escuela de Cantería de Pontevedra cederá al Concello de Fornelos una pieza de más de dos metros de altura con la figura de un bombero para realizar un homenaje a los brigadistas forestales Julio Martínez da Silva y Rodrigo Amo González, que fallecieron en un incendio en el 2010. La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y el alcalde de Fornelos, Emiliano Lage, firmaron ayer el convenio que hará posible este homenaje.

La responsable provincial destacó que esta obra, realizada por el alumnado de la escuela de cantería, tiene como objetivo rendir homenaje a todas los brigadistas de la provincia por su defensa de los montes, «pero en particular aos falecidos o día 12 de agosto do 2010 en Fornelos». Ambos bomberos trabajaban en un incendio de la parroquia de Oitavén que afectó a más de cien hectáreas en agosto del 2010.

Fornelos llevaba tiempo reclamando este convenio para poder inaugurar la plaza con la que quieren rendir homenaje a sus brigadistas. El alcalde agradeció a la Diputación su disposición «ante una reclamación de toda a cidadanía de Fornelos». Emiliano Lage subrayó que esta escultura se va a colocar en lo que ahora se denomina parque del multiusos y que se convertirá en la Plaza de los Brigadistas. Ya en el primer homenaje que se hiciera a los seis meses del suceso, «os propios brigadistas, que participaron na colocación dun fito cos nomes dos falecidos, nos pediran que se merecían unha escultura», recuerda el regidor.

Tras la firma del convenio comenzarán de forma inmediata los trabajos para la colocación de la escultura y su posterior inauguración en un acto homenaje a los dos fallecidos y a todos los brigadistas.

Julio Martínez da Silva, natural de la parroquia de Estás en Tomiño, y Rodrigo Amo González, vecino de la parroquia nigranesa de Priegue, murieron a causa del incendio intencionado que calcinó 100 hectáreas en las parroquias de Rial y San Vicente de Oitavén. El siniestro se produjo cuando acudieron a la zona acompañados del resto de la cuadrilla, que opera desde Gondomar, para planificar las labores de extinción de un fuego que comenzó por una superficie pequeña, de 500 metros cuadrados, y no parecía arrastrar complicaciones. Los cuerpos de los brigadistas fueron hallados pasada la medianoche a cien metros de la pista donde los habían visto por última vez.

El pasado fin de semana, en Gondomar, la Diputación dedicó otra figura a las personas que trabajaban en la extinción, «e agora queremos facer este recoñecemento en Fornelos», afirmó Carmela Silva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una escultura homenajeará a los brigadistas de Fornelos