Vía libre a dos parques eólicos en Covelo y Fornelos mientras sigue a examen el de A Groba

Monica López Torres
MÓNICA TORRES COVELO / LA VOZ

COVELO

cedida

Los planes sin visado ambiental pierden mañana su conexión a la red eléctrica. La Xunta tumba el de Alto da Telleira

24 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Semana decisiva en el desarrollo de todos los proyectos eólicos que están actualmente en tramitación, buena parte de ellos en el área de Vigo. Xunta de Galicia y Gobierno central apuran las últimas horas antes de que entre en vigor el decreto ley aprobado en junio de 2020 que establece que a partir de mañana, 25 de abril, todos los proyectos que carezcan de declaración de impacto ambiental perderán el permiso de acceso y conexión que les había concedido Red Eléctrica Española.

En la cuenta atrás para intentar sacar adelante el mayor número posible de parques, la Xunta publicó ayer en el Diario Oficial de Galicia la declaración ambiental favorable del de Alto da Telleira, que prevé una inversión de 35 millones de euros para la instalación de 9 aerogeneradores de entre 4,8 y 5,6 megavatios de potencia nominal en Covelo y A Cañiza para generar en conjunto 48 megavatios. La resolución se produce diez días después de que también se diera el visto bueno al de Altos de Montouto, con 13 millones de inversión y otros cinco molinos para instalar en estos dos municipios de O Condado-A Paradanta, una comarca en la que ya hay una veintena de parques en producción con más de 12 generadores distribuidos por e A Cañiza, As Neves, Arbo, Covelo y Fornelos.

Sin embargo, la Xunta deniega la autorización ambiental para otro en el polígono de Chan do Eixo que sería una «extensión del de Alto da Telleira». Patrimonio considera que este parque, también entre A Cañiza y O Covelo, es inviable «en cuanto a los efectos acumulativos y sinérgicos sobre las poblaciones de aves y quirópteros presentes en el área. «Produciría un impacto ambiental crítico sobre el patrimonio natural y la biodiversidad», apunta. El proyecto, que comenzó a fraguarse en el 2010, preveía una inversión de 8 millones.

Novedades también en Fornelos de Montes. El BOE publicó la resolución del Ministerio para la Transición Ecológica en la que se anuncia la continuidad de tramitación del parque eólico de Carballoso, «al no apreciarse efectos adversos significativos en el medio ambiente que requieran su sometimiento a procedimiento de impacto ambiental». Este nuevo parque de 51 megavatios de potencia, que también toca A Lama y Avión, contará con 10 aerogeneradores.

La Xunta ha tumbado de momento los eólicos que se proyectaban en la Serra da Groba, pero hay otros tres que siguen adelante. Si bien mañana caducaría el acceso al nudo de conexión que se adjudicó en el 2020, los parques de la Xunta que se queden sin acceso no se archivarán, sino que seguirán con la tramitación administrativa del expediente a expensas de que el promotor pueda recuperar en subasta esos derechos, según indicó la Administración autonómica.

El primero en caer y abrir la puerta a que no se construya ninguno en la Serra da Groba fue el del Albariño 1, en septiembre del año pasado, emplazado en Oia, Baiona, Oia y Tomiño y promovido por Ceólica Hispania. Tras diecisiete años en tramitación, Estudos do Territorio alertó del fuerte impacto ambiental sobre vías aéreas de especial interés paisajístico del entorno y la Dirección Xeral de Patrimonio apuntó efectos negativos sobre fauna y flora incluida en el catálogo de especies amenazadas. En noviembre también recibió declaración negativa el del Merendón, con cinco aerogeneradores de 180 metros de altura que afectaban a áreas de interés paisajístico como los molinos de O Picón y O Folón. Además del de Toroña, aunque posiblemente caduquen mañana, quedan los de Toroña 1, con cuatro molinos en Viladesuso y Oia y el de O Rosal, con dos más.

Baiona rechaza los molinos en sus montes

Medio centenar de personas secundaron ayer la concentración de protesta convocada por el Concello de Baiona contra el parque eólico de Toroña. El regidor, Carlos Gómez, ha denunciado el «impacto irreparable que causarían los aerogeneradores y que es una amenaza sin precedentes para un entorno de gran valor natural, patrimonial y cultural». También participaron los alcaldes de Nigrán, Tomiño y O Rosal, la plataforma SOS Groba, el Instituto de Estudos Miñoranos y comunidades de montes y aguas.