Los artesanos reviven en el Paseo de Alfonso


. Una decena de artesanos sorprendieron ayer a los paseantes despistados que en una soleada y agradable mañana de septiembre circulaban por el Paseo de Alfonso. Operarios de distintos oficios tradicionales, que no por ello quiere decir que hayan desaparecido, ocuparon los puestos para iniciar lo que pasado un tiempo se pretende convertir en un actividad asentada. Lo que ha hecho Santiago Domínguez , concejal de Cascos Históricos, es echar a rodar un proyecto a la espera de que dé sus frutos.

En esta primera mañana el resultado fue de lo más esperanzados, como así comprobó el edil personalmente y cientos de personas que a lo largo de varias horas fueron recorriendo los puestos. Inicialmente se han colocado en un extremo del paseo, concretamente alrededor de la vieja fuente donde comienza la rúa Santiago. Es una ubicación que se mantendrá, aunque sí el número de puestos y de oficios se incrementa existe espacio de sobra para seguir ocupando nuevos espacios del único paseo desde el que se contempla una vista sobre la ría.

Como sesión inaugural y para engrasar la maquinaria se eligió una mañana de sábado, pero la feria se celebrará siempre el primer domingo de mes. Por tanto, el 3 de octubre los operarios de oficios tradicionales volverán a dar vida a esta zona del Casco Vello vigués.

La intención municipal es buscar siempre que sea posible un leit motiv para cada mercadillo. El mes de las castañas en octubre o la matanza del cerdo en noviembre son algunas de las que se barajan. Y para convocatorias sucesivas se irán buscando motivos relacionados con las profesiones del pasado.

Además de los puestos que se contemplan en las imágenes había también otros de hortalizas cultivados con criterios ecológicos y un obradoiro destinado a explicar a los más pequeños la historia de estas profesiones. En todo caso, el Concello tiene muy claro que su objetivo es poner en marcha una feria de artesanos y no un mercadillo al uso, con todo lo que ello implica. Como prueba de este objetivo se ha encargado de facilitar los puestos con el criterio, pese a su sencillez, de que no afecten a la estética de un barrio histórico.

Y todo ello enmarcado en un proyecto de revitalización del Casco Vello vigués. Una vez arreglados los espacios públicos y con convocatorias para la rehabilitación y reconstrucción de las viviendas los gestores municipales creen llegado el momento de dar vida a sus calles impulsando la presencia de ciudadanos en sus calles.

La embarazadas de O Covelo y del conjunto de la zona tienen hoy una convocatoria inexcusable en la parroquia de San Bartolomeu da Lamosa con la procesión da Virxe do Libramento. La misa tendrá lugar a las doce y después dará comienzo el cortejo, en el que todas ellas recibirán una cinta de tela para que se la coloquen en el vientre siguiendo una tradición que nadie acierta a datar.

En cualquier caso el párroco, Javier Alonso Docampo, aporta el dato de que la parroquia de Lamosa existe desde 1783, hace por tanto más de dos siglos, cuando se desgajó de Covel, y que ya a comienzos del siglo XIX existía una gran devoción a la Virxe do Libramento, que cuenta con con una capilla en la iglesia desde 1848. El sacerdote insiste en que no se trata de un amuleto ni nada parecido, sino de constatar que las embarazadas «cuentan con la protección de la Virgen».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los artesanos reviven en el Paseo de Alfonso