Corrales, el gigante de Cangas que devolvió a los Hispanos a semifinales 6 años después

El portero de turna con Gonzalo Pérez de Vargas en el marco español


Un 44 % de paradas. El dato lo dice todo. Con ese increíble porcentaje, Rodrigo Corrales Rodal (Cangas, 1991) metió a España en las semifinales de un Campeonato del Mundo seis años después. Nada extraño, porque el gallego ha sido un seguro en todos los equipos de tronío por los que ha pasado, y también en la selección, en la que lleva más de un lustro compartiendo portería con Gonzalo Pérez de Vargas, su compañero de habitación desde que siendo niños los dos entraron en las categorías de base del FC Barcelona.

«Agardo un papel protagonista, porque nesta selección todos o somos», comentó Rodrigo a La Voz de Galicia en la víspera de comenzar el Mundial de Egipto.

La alternancia

Como en campeonatos anteriores Jordi Ribera repitió la misma fórmula: un partido para cada uno. Y a Rodri le tocó el encuentro clave del torneo hasta el momento, el cruce de cuartos, la delgada línea que separa una actuación del montón a estar en la lucha por las medallas.

El portero del Veszprém húngaro, con el que aún acaba de disptuar la Final Four de la temporada 2020, fue el primero en saltar esa frontera. Creyendo en la victoria más que ningún otro. En la primera parte participó con sus paradas de una actuación coral y en la segunda se erigió en el gran salvador de los Hispanos ante Noruega, la selección que él mismo había situado como primera en el grupo de favoritos. «Estoy muy orgulloso de haber podido aguantar físicamente a la que para mí es la selección con más físico y la que más corre. Haber hecho un partido así contra Noruega es muy importante y nos da confianza para tratar de hacerlo igual de bien en los dos partidos que nos queda», comentó tras el triunfo.

Con dos Europeos encima y un currículo espectacular a nivel de clubes, el Mundial es el gran trofeo que le falta al cangués. Si Ribera mantiene las rotaciones, las paradas del miércoles no le servirán a Corrales, políglota y un friki del fútbol americano, para defender la portería esta tarde. En teoría, le tocará animar a Pérez de Vargas y a sus compañeros, pero esas mismas rotaciones le reservan un lugar estelar en la gran final del domingo o al menos en la lucha por el bronce.

Duelo de campeones por la final

V. Borda | Colpisa

España, vigente oro en el Europeo, se mide con Dinamarca, vencedora del Mundial anterior, para poder luchar por el título

Duelo entre dos campeones por una plaza en la final del Mundial de Egipto. España, actual campeona continental, se enfrenta mañana a Dinamarca, vigente campeón mundial (20.30 horas, Teledeporte). Los nórdicos, al igual que los españoles, llevan años siendo uno de los poderosos. Su palmarés ha engordado en la última década con tres títulos de primer orden: oro olímpico en el 2016, mundial en el 2019 y continental en el 2012.

El balonmano es casi una religión en Dinamarca. Sus principales jugadores compiten en las mejores ligas, especialmente en la alemana, donde militan los hermanos Landin (Kiel), Lasse Svan, Mensah Larsen, Hald Jensen (Flensburg-Handewitt), Lasse Andersson y Jacob Holm (Fuchse Berlín).

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Corrales, el gigante de Cangas que devolvió a los Hispanos a semifinales 6 años después