Galicia mete 8 barcos en la única prueba internacional de piragüismo de esprint del año covid-19

Pablo Penedo Vázquez
Pablo Penedo VILAGARCÍA / LA VOZ

CANGAS

El cangués del Breogán do Grove David Barreiro, en el C1 1.000, Antía Jácome y Antía Otero, del E.P. Ciudad de Pontevedra, en el C2 500, y el tomiñés del Kayak Tudense Roi Rodríguez, en el K1 y K2 500, multiplican la representación galaica en la última jornada del selectivo de Verducido

06 sep 2020 . Actualizado a las 21:53 h.

Balance de lo más fructífero para el deporte gallego de la pala en el selectivo que la Real Federación Española de Piragüismo ha celebrado a lo largo de los tres últimos días de la semana en el embalse pontevedrés de Verducido. Un proceso para la elección del equipo nacional que participará en la única prueba internacional de la modalidad de esprint de este extraño 2020 marcado por la pandemia del covid-19. En la Copa del Mundo de Szeged (Hungría, 24 al 27 de septiembre) serán ocho, con posibilidad de un noveno, los barcos con pasaporte gallego.

En la jornada dominical, mediatizada por la presencia de un viento que castigó por desigual a los piragüistas en el agua, David Barreiro, cangués del Breogán do Grove, se hizo con la plaza en el C1 1.000 imponiéndose en 3.56,101 con más de un segundo sobre Ignacio Calvo (E.P. Aranjuez, 3.57,488). En la canoa femenina la pareja del Escuela de Piragüismo Ciudad de Pontevedra formada por Antía Jácome y Antía Otero ganó con holgura la final por el billete a Szeged en el C2 500, con un crono de 2.01,206 con Patricia Coco y María Corbera (C.D. Cisne) segundas en 2.04,388. Jácome había conseguido el sábado plaza también en el C1 200 como segunda de su final A, en una de las contadas modalidades en las que la RFEP puso dos plazas en juego para Szeged.

En el kayak, el tomiñés del Tudense Roi Rodríguez se confirmó como uno de los grandes nombres del selectivo al conseguir en la jornada de clausura también las plazas en el K1 y K2 500. En la primera con un tiempo de 1.40,560, con Pelayo Roza a la estela de su popa en 1.41,342 (el viveirense Cristian Toro acabó cuarto, en 1.42,680). Con Albert Martí, catalán afincado en Tui, Deportista Galego de Alto Nivel y compañero en el Kayak Tudense, Roi Rodríguez le ganó la partida por tan solo 38 milésimas de segundo a la pareja del S.C.D. Ribadesella formada por Pelayo Roza y Pedro Vázquez: 1.30,725 frente a 1.30,763.