Un día de playa desde Santiago sale el triple de caro en Cangas que en Porto do Son

b. casal SANTIAGO / LA VOZ

CANGAS

XOAN CARLOS GIL

Los peajes encarecen el viaje a las rías de Arousa y Pontevedra frente a la de Noia

31 ago 2020 . Actualizado a las 12:51 h.

La falta de playa en Santiago siempre ha tenido algo de positivo para los compostelanos. Cuando el calor aprieta y lo que apetece es pegarse un baño, se puede escoger arenal, puesto que sí o sí hay que salir de la ciudad. Las preferencias varían y dependen de una buena cantidad de factores: condiciones climáticas, decisiones de grupo o proximidad con segundas residencias son algunos ejemplos. Sin embargo, al margen de los gustos propios, en los últimos años se ha sumado a esta lista el coste de ir a un sitio u otro. El precio del combustible y, sobre todo, el de los peajes juegan en contra de muchos destinos que, a pesar de contar con playas magníficas, resultan más caros que otros de igual interés.

Un ejemplo de ello son los tranquilos arenales de Aldán, en Cangas do Morrazo. Viajar desde Santiago en un vehículo compacto a gasolina cuesta unos 31,3 euros ida y vuelta, incluyendo el peaje de la AP-9 y el combustible. Esta es una de las opciones más caras para los que se desplacen desde Santiago, así como una de las que más tiempo llevan: la duración es de aproximadamente una hora y diez minutos. Para los que prefieran llegar antes a la arena y gastar menos, dos buenas opciones son Portosín o Carnota. En el primer caso el coste de ir y volver es de 10,94 euros debido a la gratuidad de la autovía Santiago-Brión y el corredor hasta Noia. El tiempo aproximado es de 37 minutos, frente a los 70 de los que escojan Carnota, que es otra de las opciones más económicas con un precio de algo más de 17 euros. Ribeira es otro de los lugares más visitas, y tiene un coste de 20,36 y una duración de unos 50 minutos.

Otra buena alternativa es visitar las apacibles aguas de la ría de Arousa, aunque el precio de ir y volver a pasar el día sube respecto a otros destinos debido a los costes de la AP-9. Los que se animen con O Salnés pueden visitar A Illa de Arousa por poco más de 20 euros y 47 minutos de trayecto. En el caso de rascarse algo más el bolsillo, por unos 25 euros también es posible visitar algunas de los destinos de verano preferidos por los compostelanos, como Sanxenxo, A Lanzada o San Vicente.

Para los que decidan cambiar el sur por el norte, los arenales de Miño son una buena opción. El precio, eso sí, es algo más alto que en los destinos anteriores -salvo Aldán, uno de los lugares más caros- y está alrededor de los 27,38 euros ida y vuelta para un compacto de gasolina.

En el caso de Miño o Aldán, el coste de la AP-9 incrementa sobremanera el precio de la escapada y la sitúa por delante de otros destinos de distancia similar, como Carnota, Ribeira o Sanxenxo. La diferencia puede ser de más de 10 euros, a menos que los conductores se aprovechen de la bonificación del 25 % en la vuelta en caso de usar el VIA-T, un descuento que solo se aplica en días laborables.