La energía de las luchadoras contra el cáncer

La Obra Social 'La Caixa' financia actividades físicas y cognitivas de la asociación Adicam


redacción / la voz

Recibir un diagnóstico de cáncer es como un puñetazo en el estómago. Desde la asociación Adicam, con sede en Cangas y Pontevedra, trabajan para hacer más fácil el proceso a las mujeres con cáncer de mama, que reciben apoyo y pueden participar en varias actividades, gracias al programa Ti queres, ti podes, financiado pora la Obra Social ‘La Caixa’.

«Todo surgió por iniciativa de las propias pacientes -explica María Martínez, trabajadora social de la asociación-, que demandaban algo de ejercicio físico adaptado para ellas. Había gente que en la situación en la que estaba no podía acudir al gimnasio con la misma asiduidad que antes o no encajaba en grupos más generalistas, porque necesitan una atención más personalizada».

Así nació un grupo adaptado donde las mujeres acuden de forma gratuita y pueden adaptar mejor el horario a una vida temporalmente secuestrada por las citas médicas. «La adherencia está siendo muy buena -asegura María-, y eso para nosotros es muy importante. Aquí no tienes ninguna presión económica ni problemas si no asistes a las clases». Pero hay otra parte, casi más importante que el ejercicio. La posibilidad de compartir momentos con mujeres que pasan por el mismo proceso. «Se creó un vínculo muy chulo y hay muy buen rollo, positivismo y buena relación entre ellas. Tienen su grupo de Whatssapp y después de salir de clase se van a tomar un café. La socialización también es importante: poder hablar tranquilamente de las cosas que te pasan con gente que está igual que tú».

El ejercicio físico para estas pacientes es fundamental. «Es importante que tengan el cuerpo tonificado, porque la vida activa que llevaban ha parado de repente y el cuerpo necesita seguir moviéndose. Para mantener la musculatura y la tonificación es importante por lo menos trabajar un par de días a la semana».

Pero en Adicam vieron que había también otra demanda de tipo cognitivo. «Estas pacientes pierden capacidad de memoria y les cuesta más concentrarse para ciertas cosas, por la ansiedad del momento vital y los tratamientos. Aunque son efectos temporales, y cuando pasa el tratamiento vuelven a recuperar sus capacidades».

En total, unas quince personas acuden a las clases de gimnasia y otras tantas a los talleres cognitivos. «Estamos muy contentos con los resultados y la gente también -asegura la trabajadora social-. Tenemos una sede en Pontevedra y otra en Cangas, pero incluso hay mujeres de Vigo que se cogen el barco dos días a la semana para venir a las clases». Adicam nació como una asociación de personas diagnosticadas con cáncer de mama, pero sus servicios se extienden hoy en día a cualquier persona con un problema oncológico. «Tenemos también gente con problemas ginecológicos que se encuentran con los mismos problemas. Por suerte, hoy en día el cáncer de mama, por ejemplo, tiene una supervivencia muy alta, y muchas mujeres querrían seguir viniendo a clase, pero no pueden porque recuperan su vida normal».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La energía de las luchadoras contra el cáncer