Las rayas de Cangas son más seguras

El gobierno municipal instala un semáforo para alertar a los coches del macropaso de peatones


vigo / la voz

El cebratón, el paso de cebra gigante de Cangas, tiene 40 metros de largo y 123 metros cuadrados de superficie pintada. Le faltan cinco para batir el récord mundial. Estas gigantescas rayas son más seguras desde ayer. El gobierno municipal ha instalado un semáforo para evitar que cualquier vehículo se despiste y arrolle a los peatones por no reducir la velocidad.

Los efectos de las nuevas medidas de tráfico ya se están notando. Por una parte los coches van más despacio, pero por otra se están generando atascos ya que cerca se encuentra la calle Méndez Núñez que está en obras. La idea del paso fue concebida por el alcalde, Xosé Manuel Pazos, y dos policías locales. Pero dentro del gobierno municipal hay ciertas discrepancias porque algunos miembros lo consideran un poco exagerado y que puede ralentizar demasiado la circulación y alargar los atascos, que no solo se producen en estas fechas navideñas sino en el verano, con la afluencia masiva a las playas.

En cualquier caso, el extenso paso de cebra ha originado todo tipo de memes en las redes sociales. La comparación con Vigo resulta inevitable y, así, alguno de los internautas recuerda que para fin de año: «Vigo pone las luces y Cangas, las rayas». Hasta el mismo Maradona está invitado.

Cangas crea un megapaso de peatones que rivaliza con la Gran Vía madrileña

Mónica Torres
;
Mucho humor y debate en torno al nuevo paso de peatones de Cangas El Concello dice que lo hace para reivindicar una futura zona peatonal

La obra municipal desata todo tipo de comentarios jocosos entre los vecinos, que lo comparan con las luces de Vigo

«Non queriamos bater ningún récord pero, se así foi, benvido sexa». El alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, contesta con humor a la polémica jocosa con la que sus vecinos hablan del megapaso de peatones que estrena la calle Castelao. Con forma trapezoidal, tiene 40 metros en su parte más ancha (la de Méndez Núñez) y 26,5 en la plaza del Concello.

El tamaño sí importa. Madrid, que inaugura el año que viene un paso insólito, similar a los de Tokio y que permite cruzar hasta en diagonal, se atribuyó hace unos años el sobrenombre de «el más grande de España», al conectar las calles Fuencarral y Montera. Nada menos que 25 metros de distancia entre las líneas transversales que separan a los peatones del tráfico. «Pode andar por aí, pero o noso ánimo non era o récord, senón a peonalización», explica Pazos.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las rayas de Cangas son más seguras