¿El fichaje más fugaz de la historia?

El miércoles pasado Boisedu jugó su primer partido con el Cangas y hoy será el último. O no


Vigo / La Voz

«Ahora mismo no sé si empiezo o si acabo», reconoce entre carcajadas Jean Boisedu, el francés que el pasado miércoles debutó con la camiseta del Balonmán Cangas y que hoy puede disputar su último partido con el equipo. Un visto y no visto que podría tener continuidad. O no. Porque no está nada claro. «Lo primero es rematar lo que he venido a hacer, jugar el último de los tres partidos. Ojalá sea el final perfecto y luego ya hablaremos. El jueves nos sentaremos, porque hasta el momento no hemos tratado nada», explica el lateral.

Este viernes Boisedu cumplirá 39 años y los últimos 21 los ha pasado sobre una pista de balonmano. Jugó en equipos como el Dunkerque, el Al Jazira, en Emiratos Árabes o para el Puerto Sagunto. En verano ninguna oferta le resultó atractiva, así que estuvo trabajando por su cuenta hasta que los de O Gatañal llamaron a su puerta. El club, en serios apuros clasificatorios, le propuso fichar por tres partidos y el lateral dio el paso. «Fue una oportunidad para el club y para mí. Ellos me necesitaban y yo lo vi como un reto. Me parecía una ocasión estupenda. Si hay un final perfecto, ¿por qué no continuar?». Porque aunque el contrato tenía fecha de caducidad, en el aire quedó la posibilidad de extender el vínculo más tiempo si las cuentas salían y el Cangas daba síntomas de revivir en la tabla, algo que ha sucedido.

Adaptación exprés

Johan ha llegado a O Gatañal con la suerte bajo el brazo. En su primer partido empataron ante el Granollers con el francés destacando, y ante el Teucro llegó la victoria con cuatro goles con denominación de origen gala. Johan, sin embargo, resta importancia a su adaptación exprés. «Todo el mundo me ha ayudado muchísimo a entender lo que el grupo quería, son grandes jugadores y mejores personas que me han echado una mano para encontrar mi sitio. Además, al fin y al cabo el balonmano es balonmano, llevo más de dos décadas siendo profesional y el deporte no cambia».

Desde el primer momento Boisedu asumió cuál era su cometido. «Debía reforzar al grupo. Sé que puedo aportar mi experiencia, estoy acostumbrado a encarar esta clase de partidos en los que te juegas algo, a pelear en el área. A todos los jugadores nos gustan estos retos emocionantes». Ante el Granollers, cuando la necesidad apremiaba, él asumía el balón sin complejos. Sin miedo. Ahí dio comienzo una semana de fructífera relación que podría ir más allá de un romance fugaz.

«No encuentras esta atmósfera en muchos sitios, el balonmano está en la vida de la gente»

El común de los mortales busca trabajos estables, cierta seguridad, pero Boisedu va más allá de eso. «Soy un hombre al que gustan los retos, que no se asusta por firmar por uno o tres partidos. Asumí el reto planteado por el Cangas, hemos peleado y hasta el momento ha ido bien». Hoy pondrá punto y final -o seguido- a su experiencia como jugador en el Gatañal enfrentándose (21 horas) al Puente Genil en un partido que puede sacar definitivamente al equipo de sus estrecheces, y confía en disfrutar como en los dos anteriores. Diez días le han bastado para sucumbir a la forma de vivir el balonmano en O Morrazo.

«Caminando por la calle la gente te reconoce, te dice ‘tú juegas en el Cangas’, puedes ver que la gente aquí adora el balonmano, y eso es una de las cosas que más lo diferencia. Notas el apoyo de la gente en los buenos momentos y cuando las cosas no funcionan, es algo más. No encuentras esta atmósfera en muchos sitios. Aquí el balonmano está metido en la vida de la gente, y eso es increíble», reconoce.

La experiencia y el entorno que se ha encontrado en el Cangas le han fascinado y eso también pesará cuando el jueves se siente con el club y hablen de futuro. «Lo cierto es que todo ha sido muy positivo para mí desde que llegué. En poco más de una semana descubrí el pueblo, el equipo, aunque ya sabía algo, me he encontrado un gran pabellón, unos aficionados increíbles y una atmósfera perfecta. Desde luego, a todo el mundo le gusta estar en esta clase de trabajo, pero hay más cosas que tener en cuenta». Habrá que aguardar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿El fichaje más fugaz de la historia?