«Non me interesa alcanzar a fama»

El joven cangués sorprende buscando nuevas vías en la música electrónica gallega

.

cangas / la voz

Ismael Fernández (Cangas, 1996), más conocido como Underclock, protagoniza parte de la vanguardia y la experimentación en el panorama actual de la música electrónica en Galicia. El pasado fin de semana participó en el Verbum en el programa de las Noites Brancas y sorprendió a los asistentes con su apuesta. El joven estudió piano en el conservatorio hasta cuarto año del ciclo profesional, pero llegó un momento en que lo que allí aprendía no le llenaba. La experiencia le sirvió para conocer a personas cercanas a lo que ahora se dedica. Tenía 15 años, pero no fue hasta lo 18 cuando empezó a tomarse en serio este tipo de música. Ahora le dedica todo el tiempo que puede.

El nombre de Underclock es una referencia a la informática. Es un proceso que consiste en bajar la velocidad del reloj de la CPU que se utiliza, por ejemplo, para videojuegos antiguos. «É unha metáfora de sentir a presión do paso do tempo», explica el joven Dj cangués.

Si hablamos de referentes, tiene claro que el estadounidense Shlohmo es el principal. También destaca la escena new wave, de la que se están viendo influenciados artistas urbanos tan reconocidos como Yung Beef. Underclock define su música como «moi cargada sentimentalmente». Bebe mucho de los ritmos urbanos, con gran protagonismo tanto de la distorsión como de la percusión. «Antes tiraba de sons máis orgánicos, pero agora todo é máis electrónico», explica. Esta evolución no solo es estética, sino que tiene detrás un cambio en la personalidad del artista. «Antes interesábame moito máis a natureza pero cada vez os meus sentimentos escurécense máis», dice.

Detrás de la música electrónica -como de cualquiera- puede haber mucho trasfondo. Incluso político, como dice Underclock. «Fago música instrumental, pero a política está no proceso de creación». Recalca también que lo personal es político y al final las circunstancias que se viven influencian notablemente en lo que se crea en todos los casos.

Los temas de Underclock están muy lejos de los habituales disyoqueis de festivales masivos. «Neses lugares búscase o máis mainstream, é dicir, o que move máis diñeiro, o máis transversal», afirma. Tampoco busca estar en un evento de esas características. «Eu móvome no underground. O meu maior obxectivo é lograr algo diferente dentro da música galega». El joven no quiere ser un ídolo de masas. «Non quero alcanzar a fama, son unha persoa moi reservada, pero si que gustaría colaborar con artistas que admiro», añade.

También es productor de raperos. De momento, solamente ha sacado una colaboración con el grupo gallego Ezetaerre el verano pasado. El tema alcanzó 150.000 reproducciones en YouTube. «Aínda que tamén participei en más cousas que non saíron aínda á luz», afirma. Es algo que separa de su trabajo individual y confiesa que, en ocasiones, siente que su labor en este ámbito queda vacía. «Son moi impulsivo e cústame controlar os tempos que teñen os demais artistas», reconoce.

Underclock es un perfeccionista: «Podo estar ata un ano para completar totalmente un tema». Aunque también admite que es por la falta de experiencia y que cada vez es capaz de transmitir sus emociones a la música más rápido. Si nada se tuerce, sacará un álbum en otoño. «Sempre me gustou este formato porque manda unha mensaxe colectiva, pero tamén teño medo de que todo o traballo que leva quede un pouco baleiro». Por eso, anuncia singles y un videoclip: «Gústame as posibilidades que dá o audiovisual».

Estudió en Ingenería Electrónica y Automática en la Universidad de Vigo.

Una de las cosas que más apasionan al joven cangués son los videojuegos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Non me interesa alcanzar a fama»