Un dulce con sabor a Cangas

El tiramisú italiano creado por el chef José Manuel Rial es una de las seis recetas finalistas del primer concurso de tapas internacional celebrado en Madrid Fusión


cangas / la voz

No hay ningún amante de la cocina italiana en toda la comarca de O Morrazo que no haya probado las exquisiteces de José Manuel Rial, cocinero nacido en Aldán y que lleva más de quince años al frente del restaurante Il Poppolo. Ahora quiere traspasar fronteras. Y vaya si lo está logrando. Hace unos meses, decidió presentarse al primer concurso de tapas italianas celebrado en el marco del certamen gastronómico Madrid Fusión.

Al evento presentaron platos chefs procedentes de toda España y de diversas zonas de Italia, lo que hace más difícil hacerse un hueco entre los ganadores. Pero el cocinero cangués lo ha conseguido. Después de enviar su solicitud con una foto de la tapa y su receta, se ha colado entre las seis finalistas y el 23 de enero viajará a Madrid a prepararla en directo junto con el resto de competidores delante del jurado para intentar llevarse el premio.

Rial tiene esperanza en poder ganar al considerar que ha hecho un plato original y seguramente muy diferente al del resto de finalistas.

«Decidí hacer un plato dulce, un tiramisú, mientras que el resto de tapas que se presentan seguro que son saladas. Quise hacer un tiramisú porque es uno de los postres italianos más típicos», argumenta. ¿Y cuál es el secreto de este postre? Según el chef, que está elaborado con una crema con queso mascarpone, huevos y azúcar y con un bizcocho mojado en café, acompañado de un poco de cacao.

Si gana el concurso, el premio sería un viaje gastronómico de una semana a Italia visitando bodegas, centros de producción de alimentos, cursos de presentación y, por supuesto, restaurantes de referencia. Un jurado de reconocidos expertos y periodistas especializados en cocina italiana decidirá el ganador. Un postre que llevan disfrutando sus clientes desde hace años junto con otros que combinan la cocina española y la transalpina y que ahora dará el salto a Madrid.

Este reconocimiento llega casi cuatro años después de que el Estado italiano distinguiese a este hostelero por su calidad, después de que representantes italianos estuviesen en su establecimiento e informasen favorablemente para la concesión del galardón. La cámara de comercio italiana valoró que más del 80 % de los productos que utilizan en Il Poppolo son de origen italiano y que la carta de vinos tiene un alto porcentaje de marcas procedentes de Italia.

«Nací entre fogones»

José Manuel Rial empezó en la hostelería desde niño. Como él bien dice, «nací entre fogones», pues sus abuelos regentaban un conocido restaurante situado en la playa de Menduíña. Tras ayudar a su familia y estudiar hostelería en Santiago, recorrió toda Italia buscando ideas para sus platos y acabó fascinado por la gastronomía de aquel país. Decidió entonces fundar hace quince años Il Poppolo, que se ha convertido en una auténtica institución en Cangas.

En la calle Gondomar, en la avenida de Marín, en una zona de difícil acceso y poco aparcamiento, puso en marcha este restaurante en un momento en que Cangas carecía de restaurantes de cocina italiana.

La clave de su éxito, tal y como él mismo asegura, reside en que «la pasta y las pizzas las hacemos nosotros artesanalmente. Y la respuesta está siendo cada vez mejor», celebra Rial, que añade que «en nuestra cocina intentamos fusionar un poco los productos italianos con los de nuestra tierra. Nos gusta hacer cosas diferentes. Cocinamos platos de todas las regiones de Italia y hacemos sugerencias cada mes», relata el hostelero.

Su experiencia en cocina italiana le llevó a presentarse hace cinco años a un concurso de pasta en Barcelona en el que subió al segundo cajón del podio. También triunfó en otro campeonato nacional de pizza celebrado en Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un dulce con sabor a Cangas