Un «fósil» del siglo XIX da paso a un edificio con vistas al kilómetro cero de Vigo

Arquimia soluciona una incongruencia urbana del Casco Vello que duró 130 años


vigo / la voz

Un edificio ruinoso del siglo XIX que daba con su medianera a la calle Elduayen, en el kilómetro cero de Vigo, ha sido demolido esta semana dentro de un proyecto de rehabilitación. En el solar se levantará otro inmueble que mejorará al original y lo fusionará con una antigua zapatería para ganar vistas y resolver un problema urbanístico que duró 130 años y que se remonta a 1890, cuando se abrió la calle Elduayen y dividió en dos al Casco Vello.

Los arquitectos Santiago Castro y Francisco Javier Mariño, de Arquimia Equipo, son los artífices de esta rehabilitación. Fusionarán el inmueble con un bajo comercial para componer una única pieza y ganar vistas. El edificio de piedra, de cuatro plantas, contará con una nueva fachada hacia la calle Elduayen, la cual estaba cegada con una pared medianera. El inmueble ahora derribado carecía de ventanas a la Porta do Sol porque se construyó antes de que se abriese la calle Elduayen y lindaba con más casas, luego derribadas para hacer hueco a la carretera a Baiona.

La medianera carecía de sentido pero se conservó intacta como un «fósil» y un ejemplo de feísmo. Dejó sin vistas a sus moradores durante un siglo pero ambos arquitectos han ideado una solución para que todo encaje y los futuros residentes se asomen al balcón a disfrutar de la plaza.

La pared medianera sirvió para pintar anuncios murales y quedó congelada en el tiempo como un «fósil urbano» del Casco Vello, según lo definió un socio del despacho Arquimia Equipo. Era una foto fija del barrio histórico cuando aún estaba surcado por un laberinto de callejuelas y no tenía salida hacia Baiona. Nunca se solventó el problema del muro porque era colindante con una casita baja cuyo zócalo lo ocupó una zapatería. El suelo sobrante era tan minúsculo que nunca se construyó nada ahí ni los propietarios se pusieron de acuerdo para unificar las fincas y darle un encaje en la nueva carretera.

El inmueble presentaba en las últimas décadas un estado ruinoso, lo que obligó a colocarle un armazón metálico y darle pintura antihumedad para evitar su derrumbe. La puerta principal estaba en el número 1 de la plaza de Argüelles y la medianera en el 7 de Elduayen. Resigal inició la demolición hace unas semanas, desmontó y retiró decenas de bloques de piedra con una grúa.

El propietario del inmueble es la promotora MCM Gestión de Recursos SL, con sede en Silleda. Prevé poner a la venta cuatro viviendas, una por planta, y un bajo comercial. No hay precio final porque el proyecto no está valorado al 100 %.

Los arquitectos Castro y Mariño tienen experiencia en el Casco Vello porque rehabilitaron en el 2016 un edificio de Jenaro de la Fuente en el número 1 de Porta do Sol, lo que les valió un premio de Gran de Area de Aportación á Arquitectura.

Su propuesta de rehabilitación consiste en encajar a nivel urbano el edificio en la rúa Elduayen, la Praza Argüelles y Porta do Sol. «Transcurridos 130 años desde la apertura de la rúa Elduayen esta pieza seguía pendiente de resolverse», dicen en el despacho.

Su idea es compatibilizar el tratamiento como un único elemento el edificio Praza Argüelles número 1 y el local de Elduayen número 7, «planteando una solución de rehabilitación que los integre y a la vez tenga en cuenta sus elementos diferenciadores».

Arquimia Equipo ha generado una fachada para el edificio que da a la rúa Elduayen y a Abeleira Menéndez y dará continuidad a la de la zapatería con las de los locales contiguos situados bajo la Praza Argüelles y Abeleira.

El proyecto incluye la conservación y puesta en valor de los elementos protegidos. Enfatizarán la chimenea interior. Y recuperarán el enfoscado blanco de la fachada, característico del edificio original.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Un «fósil» del siglo XIX da paso a un edificio con vistas al kilómetro cero de Vigo