Fallece el niño que sufrió graves daños al lanzarse al mar el pasado 10 de julio en Baiona

La Voz VIGO

BAIONA

El pequeño, de 13 años de edad, fue trasladado al Chuac de A Coruña

18 ago 2020 . Actualizado a las 01:11 h.

Ha fallecido el niño de 13 años que el pasado 10 de julio sufrió graves heridas tras lanzarse al agua e impactar contra el fondo del mar en Baiona. Los hechos sucedieron sobre las seis de la tarde en las inmediaciones de la playa de Santa Marta. El chico se tiró desde una rampa de varada ubicada junto al paseo marítimo de la villa turística. Al parecer, como la marea estaba baja, el pequeño no calculó bien y, pensando que se zambulliría a una cierta profundidad, se dio un fuerte golpe en la cabeza.

La víctima se encontraba en ese momento en compañía de unos amigos, con los que había ido a pasar la tarde junto al mar. Fueron sus propios compañeros los primeros en rescatarlo y sacarlo del agua. El chico se encontraba consciente y minutos después llegaron los servicios de emergencia. Acudió una patrulla de Protección Civil de O Val Miñor y la ambulancia de soporte vital básico de Baiona. Los técnicos sanitarios valoraron su inmediato traslado en una uvi móvil a un hospital vigués y, posteriormente, fue evacuado a la unidad de lesiones medulares del Chuac de A Coruña. El joven fallecido era vecino de Tomiño y tenía familia en Baiona.

Los peligros de la última zambullida

ANDRÉ SISO ZAPATA / R.S.

Como cada verano, las autoridades de salvamento, en consonancia con los organismos de urgencias sanitarias, insisten en las advertencias que deben tener en cuenta aquellos que vayan a disfrutar del verano en playas y piscinas. La, para muchos, mejor estación del año guarda una parte peligrosa, a la que quizás no se esté dando la suficiente importancia, y es que cada año las actividades propias del verano siguen cobrándose víctimas mortales y dejando heridos en todos los arenales de Galicia. La conciencia social y la labor de divulgación han contribuido a reducir estas cifras en los últimos años, pero los ahogamientos, las lesiones medulares, las quemaduras y los desgarros siguen siendo habituales en la época veraniega.

Seguir leyendo