Un furtivo habitual de percebes declara ante el juez en traje de neopreno

Es un vecino de Vigo al que se le acusa de un delito contra la protección de la flora y la fauna y otros por amenazas a los vigilantes de la cofradía


Baiona

La Guardia Civil del Puesto Principal de Baiona-Nigrán ha detenido esta mañana a un vecino de Vigo «muy conocido en el sur de la provincia por su reiterada actividad delictiva en el marisqueo furtivo», tras ser sorprendido con las manos en la masa. El implicado no se quiso quitar su traje de neopreno y fue a declarar ante la jueza de Instrucción número 3 de Vigo enfundado en su prenda térmica de protección de las inclemencias del mar. Posteriormente, quedó en libertad con cargos. La Fiscalía destaca que el implicado es reincidente y que le venían siguiendo la pista desde primeros de mes en Oia y Baiona. Además, tuvo una trifulca con los agentes de la cofradía, razón por la que fue arrestado.

Fue pillado con la raspeta y entre las piedras de la costa baionesa, de donde pretendía irse con 13 kilos de percebe. El hombre, «con amplios antecedentes y que prácticamente hacía del furtivismo su modo de vida», según indica la Comandancia de Pontevedra,abandonaba la playa tras peinar rocas en la zona del Rompeolas cuando fue abordado por los agentes. La Guardia Civil le seguía el rastro ya que «

 

los constantes enfrentamientos que venía sosteniendo con los vigilantes de la Cofradía de Baiona, que en más de una ocasión sufrieron agresiones físicas y daños en los vehículos, dio lugar a la apertura de la denominada operación Rasqueta». Al detenido lo esperaba en tierra un vehículo de apoyo, conducido por un vecino de Baiona, que momentos antes había conseguido salir con una bolsa, con otros 15 kilos, que también fueron requisados.

Al detenido, de 43 años, se le acusa de un presunto delito contra la contra la protección de la flora y fauna por la extracción continuada de percebe en zonas vedadas, sin licencia y sin tallas mínimas, ocasionando un grave perjuicio en las zonas de explotación.También se le atribuyen otros por amenazas a los vigilantes de pesca en el ejercicio de sus funciones y daños materiales de consideración en sus vehículos.

El vecino de Baiona, que prestaba su apoyo transportado los percebes en su vehículo, que también fue intervenido, fue notificado de su condición de investigado como colaborador en el delito contra la protección de la flora y la fauna.

«Con esta operación se ha puesto a disposición de la autoridad judicial un mariscador furtivo que se venía dedicando habitualmente a la captura de percebes en el litoral costero del sur de la provincia, sin licencia, sin respetar las vedad, tamaños ni cantidades, ocasionando serios perjuicios económicos como así determina el informe del Técnico Superior de Acuicultura de la Cofradía de Pescadores de Baiona», señala la Comandancia de Pontevedra.

El detenido fue puesto esta mañana a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo que decretó su libertad, con la obligación de comparecer cada quince días en el Juzgado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Un furtivo habitual de percebes declara ante el juez en traje de neopreno