Vigo / La Voz

No es que sean multitud los vecinos de Baiona que se visten de época, pero los que lo hacen se lo toman muy en serio. Las vestimentas están documentadas y son confeccionadas a medida por los profesionales de la localidad. 

La inseguridad en la ría obligó a suspender el transporte marítimo entre Vigo y Cangas a Baiona y se mantuvo solo el de Panxón al ser un trayecto más corto. Como consecuencia han sido muchos los visitantes que han optado por dejar el vehículo en el aparcamiento del polígono industrial de Porto do Molle (Nigrán) para, desde allí, desplazarse hasta Baiona en los autobuses gratuitos. «Se puede aparcar a cualquier hora pero entre las 12.00 y las 24.00 hay seguridad», comenta un guarda. «Hay cinco autobuses yendo y viniendo en cuanto se llenan», añade Manuel Presa, uno de los chóferes. Pese a ello, la carretera está invadida de coches estacionados que llegan hasta zonas como Rocamar. 

Entre los doscientos puestos repartidos por varias calles, destacan los de la Vila do Bispo (Portugal), Pornic (Francia), Santa Fe de la Vega (Granada) y Palos de la Frontera (Huelva). Otros gastronómicos, como el de Tartas Sarmiento tienen detrás mucha historia de la que presumir.

Las actividades que más están llamando la atención son la cetrería, el tiro con arco y la granja de animales, inspeccionada por el Seprona para garantizar que cumpla con la normativa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Arribada se lo toma en serio