La banderas azules vuelven a O Val Miñor

Patos y Praia América, en Nigrán, y Ribeira y Santa Marta, en Baiona, ya muestran la enseña al tener socorristas suficientes

.

VIGO / LA VOZ

Después de 13 días sin banderas azules en las playas de Nigrán y Baiona, estas ya vuelven a ondear en lo alto de los mástiles de cuatro arenales, Patos y Praia América en Nigrán y A Ribeira y Santa Marta en Baiona.

La bandera azul vuelve porque los concellos han podido garantizar la presencia de dos socorrista en estos arenales, requisito indispensable para poder acceder al galardón.

Los concellos han podido asignar más vigilantes en estas playas por la contratación de 3 socorristas más que se suman a los 13 destinados en O Val Miñor. Con ellos, los municipios de Baiona y Nigrán ya pueden garantizar la cobertura mínima de todas las playas de los municipios aunque aún están lejos de los 34 socorristas necesarios para poder dar una cobertura plena en todos los arenales.

Para el alcalde de Baiona, Ángel Rodal, la mejor noticia es que ya «han podido abrir todas las playas con seguridad». Concretamente en Baiona, el pequeño arenal de Frades, se encontraba sin socorrista hasta hoy. Los equipos de seguridad en las playas de O Val Miñor están formados por tres voluntarios de Protección Civil acompañados de un socorrista, indispensable al ser el único que puede actuar dentro del agua. Ahora, con un vigilante en todos los arenales todas las playas vuelven a estar abiertas al público.

Pese a las nuevas incorporaciones, el problema con los socorristas aún está lejos de solucionarse, por lo que si no aparecen más vigilantes no podrán ponerse banderas azules en la playa de Panxon (Nigrán), en A Barbeira (Baiona), en Frades (Baiona) o en A Concheira (Baiona). Además los socorristas advierten que eso no es lo peor y que hay playas que necesitan más atención como el arenal de A Ladeira en Baiona, que con un kilómetro y medio de playa solo cuentan con un socorrista. Basilio Pazos, vigilante en la playa de A Ribeira esta semana, avisa que si ocurre algo en Ladeira sería difícil actuar «porque si pasa algo en el otro extremo de la playa, es imposible que nos enteremos».

Así que pese a la vuelta de las banderas azules los concellos y los socorristas esperan a más vigilantes para poder atender las playas a la máxima capacidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La banderas azules vuelven a O Val Miñor