Reencuentro en el bosque de secuoyas

Un grupo de norteamericanos visitó ayer el instituto de Baiona donde hace 26 años plantaron árboles para conmemorar el 500 aniversario del viaje de Cristóbal Colón


baiona / la voz

Han pasado 26 años desde que un grupo de jóvenes estudiantes norteamericanos plantó un conjunto de secuoyas en el recinto del instituto Primeiro de Marzo de Baiona. Aquella actividad fue un homenaje del gobierno de los Estados Unidos con motivo del 500 aniversario del Descubrimiento de América. La llevaron a cabo miembros de la expedición The Colombus Kids, que días antes habían sido ser recibidos por el rey Juan Carlos, dentro de los actos conmemorativos de tan importante efeméride.

Aquellos jóvenes ya han superado la barrera de los 40 y un grupo de ellos regresó ayer a Baiona para reencontrarse con las secuoyas. Viajaron especialmente para comprobar cómo aquellas plantas que tuvieron en sus manos se han convertido con el paso del tiempo en unos árboles majestuosos que se levantan a más de 15 metros de altura. Con ellos también se trasladó el profesor de la universidad de Tucson (Arizona), John Harmon MacElroy, que agradeció a la comunidad escolar que haya cuidado de los ejemplares y protegido del vandalismo y del fuego. El profesor Chema Lamas contaba que tuvieron que protegerlos con unos tubos de plástico para que aguantaran en las primeras fases de crecimiento.

A punto estuvieron de echarse a perder el pasado mes de octubre debido a los incendios que asolaron el monte y, aunque resultaron dañados, pudieron sobrevivir y nuevamente están brotando. El Concello organizó un acto en el instituto porque no ha querido pasar por alto esta visita durante la celebración del 525 aniversario de la arribada de La Pinta. Acudieron vecinos, miembros de la comunidad de montes, profesores, responsables del Ayuntamiento de Poio, así como Manuel Vilar y Avelino Sierra, alcalde y concejal de Cultura en 1992 y que también son profesores del IES Primeiro de Marzo.

«Dentro de unos siglos, cuando ya no estemos aquí estos árboles seguirán y serán más grandes todavía», valoró el profesor MacElroy durante el acto que abrió la concejala de Educación, Beatriz González, y en el que se descubrió una placa conmemorativa.

Manuel Vilar expresó que para él fue un honor ser el alcalde de Baiona durante la celebración del quinto centenario y destacó que uno de los aspectos más importantes fue la participación de los Estados Unidos en la conmeración. Baiona tuvo una participación muy activa en aquellos actos y uno de los más simbólicos fue la presencia de aquellos jóvenes americanos en la villa. «Estas secuoyas representan al pueblo de los Estados Unidos y a nuestros alumnos siempre les explicamos lo que representan», dijo a los asistentes.

Las secuoyas pueden llegar a vivir miles de años y superar los cien metros de altura. Los ejemplares que la delegación estudiantil americana plantó hace 26 años en Baiona se ha a adaptado muy bien al clima, hasta el punto de que la especie se ha extendido en otras zonas del monte. Los americanos se hicieron fotos en los árboles y el Concello les realizó un obsequio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Reencuentro en el bosque de secuoyas