El histórico O Refuxio d'Antón de Baiona echa el candado

El bar permaneció abierto 73 años y era uno de los más populares

A. Martínez
vigo / la voz

No es por jubilación ni por crisis. El histórico O Refuxio d’Antón, de Baiona, cierra sus puertas simplemente por cansancio.

Este fin de demanda atendió por última vez a su clientela, ávida, como siempre, de la famosa tortilla y de los típicos calamares. Detrás quedan 73 años de atención al público. Primero fue José Almansa, después su hijo Antonio (de ahí que añadieran lo de Antón), y por último fueron las nietas del primero y primas, Nieves y Cristina, las que se hicieron cargo del negocio.

«Son muchos años y hay que descansar un poquito. Mis hijas tienen carrera y quiero que tengan otra vida. Llevo desde que era niña trabajando, primero ayudando a mi padre y después al frente del bar, sobre 35 años», comenta Nieves. Cree que ha llegado la hora de descansar, porque no solo es abrir la puerta del local, sino también todos los preparativos que hay detrás. «La comida era básica, pero se hacía con cariño y al momento. Dormíamos tres o cuatro horas al día para preparar todo, limpiar los calamares... Además, mis padres ya son mayores, soy hija única y me apetece pasar tiempo con ellos», añade. Recuerda a los clientes de otra época, marineros que le contaban sus entrañables historias. Tampoco tiene queja de la clientela actual, que este fin de semana les despidieron por todo lo alto y con mucha pena.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Tags
Comentarios

El histórico O Refuxio d'Antón de Baiona echa el candado