Las pesqueiras de O Condado se vacían

La asociación O Trabadoiro, con 120 de los sillares romanos de pesca que jalonan el río Miño, advierte que las capturas han entrado en una «preocupante» caída

;
Las pesqueiras de O Condado se vacían La asociación O Trabadoiro, con 120 de los sillares romanos de pesca que jalonan el río Miño, advierte que las capturas de lamprea han entrado en una «preocupante» caída

arbo / la voz

«Nós seguimos a pescar a lamprea igual que facían hai dous mil anos os romanos, non hai variación algunha na técnica, só na cantidade de produto». Pasado el ecuador de la campaña, los artesanos de las pesqueiras del Miño muestran su preocupación por el declive de capturas de la serpiente de río que le da el sobrenombre a la villa de Arbo. Ángel Fernández Expósito transmitía así ayer, butrón en mano, el sentir de los propietarios de las 120 pesqueiras en activo que jalonan la ribera gallega del Miño desde Salvaterra hasta Crecente.

«Hai 60 anos collíanse 250.000 pezas por temporada, agora cada campaña é moi distinta, movéndose entre as 5.000 e as 10.000, aínda que hai tres anos non se chegaron ás 3.000. Na campaña actual teremos sorte se sacamos un millar de lampreas entre todas as pesqueiras», advierte. Él conoce bien la industria de los sillares de piedra que ya usaban los romanos porque se inició con su padre cuando solo tenía 7 años. Ahora, con 43, es el patrón de siete de las diez pesqueiras en las que trabaja, ya que se rigen por el sistema de multipropiedad que se hereda de una generación a otra. «Algunha hai cun só propietario pero tamén outra, agora en desuso con 4.200 partes para 200 veciños e outra de 3.000», explica Ángel Fernández.

La asociación reclama que se «revise e equilibre» el reglamento pesquero. La falta de lamprea ha posibilitado que este año se les amplíe la campaña cinco días más, del 15 de febrero al 21 de mayo, pero urgen nuevas medidas. «O uso indiscriminado da rede de deriva afecta moito porque antes usaban barcos de remos pero agora, con motor e así, pódense facer moitos lances dende Tui ata A Guarda, polo que levan toda a lamprea e non sube ata as pesqueiras. Pedimos que pararan 48 horas en vez de 24 á semana, pero tampouco o conseguimos», asegura el representante de O Trabadoiro.

El declive del producto «é peor dende que hai cinco anos a Xunta publicou un decreto no que se obliga a declarar ventas en lonxa. Para nós é imposible porque a máis próxima está a 70 quilómetros e para as lampreas que hai non gañamos como para ser autónomos, nin nos fan un punto de venta aquí en Arbo, así que nada do que sae das pesqueiras se pode vender». La alternativa, a su entender, pasa por consensuar alguna norma excepcional que asegure la viabilidad de su arte, y no solo porque la lamprea sea el distintivo de la comarca, sino «porque representa unha cultura, un patrimonio, unha economía e un potencial turística só posible sempre que se manteñan con actividade». «Ou deixan de traer en coche a lamprea da parte baixa do río e a deixan subir polo Miño, ou a pesquería dos nosos catro Concellos vai ter serios problemas e con ela, todos os sectores», advierte Ángel Fernández.

La media de capturas de este año es la más baja. «O ano pasado había días de nada e outros de catro ou cinco, pero a maioría dos desta campaña son de nada», indica mientras celebra la entrada de dos ejemplares en el butrón de O Moleiro, una de las pesqueiras en las que tiene derechos. La escasez disparó los precios a entre 30 y 40 euros, «pero agora tampouco hai lamprea na desembocadura».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las pesqueiras de O Condado se vacían