El récord Guiness de cortadores de jamón tiene marchamo de Arbo

Marcos Fernández contribuyó a la iniciativa solidaria de Málaga


arbo / la voz

Uno de los mejores cortadores de jamón ibérico de España vive en Arbo, aunque nació en Brasil hace 49 años. A los 18, Marcos Fernández regresó a la villa de sus padres, donde curiosamente trabaja en una pastelería porque, a pesar de la fama del jamón de A Cañiza, este no crea demasiados empleos en la comarca. No obstante, Fernández ha sido fichado por Coren y va a comenzar a trabajar en uno de los establecimientos de la empresa alimentaria en Vigo.

Su prestigio como cortador le ha llevado a entrar en el Guiness de los récords junto a otros 239 profesionales de toda España en Alhaurín de la Torre (Málaga). Se trataba de reunir el mayor número de cortadores y despachar en tiempo récord la mayor cantidad de kilos posible. Entre todos cortaron 900 kilos en apenas unos minutos.

Las raciones fueron vendidas luego a precios populares: cinco euros por dos platos. Cada cortador llevaba su propio jamón, que donaba, como su esforzado trabajo a una buena causa: recaudar fondos para la Fundación Ahuce de la Asociación Nacional de Huesos de Cristal Osteogénesis Imperfecta de España. Se trata de una entidad que lucha por mejorar la investigación y el tratamiento de esa enfermedad cuyos pacientes presentan huesos quebradizos.

En la fiesta se consumieron 9.000 platos de jamón, una cifra que en la comarca de A Paradanta no asusta por la emblemática y multitudinaria Festa do Xamón de A Cañiza.

A este cortador le encanta el producto cañicense, con el que ha ganado varios premios, el último de ellos hace dos años, pero no oculta que «para cortar mi favorito es el ibérico de Extremadura», la untuosidad de la grasa infiltrada provocada por las bellotas en crianza en las dehesas hace que el cuchillo se deslice con gran facilidad por la pata negra del cerdo ibérico, de menor tamaño que el gallego y más manejable.

Este cortador muestra su deseo de que la demanda de jamones de cerdo celta vaya a más porque por ahora hay dificultades para su producción ya que «el secadero que había cerró y hace falta uno bueno», señala este joven.

Marcos participó en el récord junto con otros dos gallegos de Santiago, Jorge Díez e Iván Pose. Para el arbense, lo principal para ser un buen cortador es «que te guste», luego está un buen cuchillo bien afilado y una pieza perfecta entre las muchas variedades que hay en la península Ibérica y que compiten en calidad y sabor.

El Ayuntamiento de Arbo está muy orgulloso de su contribución en el récord. El alcalde de la villa, Horacio Gil, ha felicitado públicamente al concursante y ha señalado que la villa ha «aportado su granito de arena a esta causa». Según el regidor, la participación del cortador arbense ha servido para promocionar la villa de la lamprea y dar a conocer el buen nivel que tienen los profesionales de hostelería de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El récord Guiness de cortadores de jamón tiene marchamo de Arbo