El alcalde de A Guarda saca adelante el plan de reforma del pabellón con su voto de calidad

Monica López Torres
M.Torres A GUARDA

A GUARDA

El plan asciende a 1,6 millones y contempla la reforma integral de las instalaciones

02 ago 2021 . Actualizado a las 12:50 h.

El alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, tuvo que hacer uso de su voto de calidad para romper el empate que se produjo en la votación del proyecto de reforma y ampliación del pabellón de A Sangriña, que tiene un presupuesto de 1,6 millones de euros. La aprobación plenaria era el requisito para que el proyecto pueda optar a la línea de subvenciones ReacPon (Reacciona Pontevedra Provincia), con el que la Diputación financia las actuaciones que consigan el mayor baremo según criterios de «madurez, calidad, y consecución de los objetivos de la Agenda 2030». En la votación hubo un empate ya que el equipo de gobierno socialista votó a favor, al igual que los ediles del BNG presentes, pero lo rechazaron los concejales del PP y Converxencia Galega.

«Resulta inexplicable que una parte de la corporación renuncie a conseguir una subvención que puede alcanzar los 600.000 euros para modernizar unas instalaciones que necesitan mejorarse. El Club Atlético Guardés y los vecinos de A Guarda no lo merecen, especialmente cuando desde otras administraciones como la Xunta y la Diputación reconocen la prioridad de esta modernización», defiende Antonio Lomba.

El plan prevé renovar la fachada, crear una planta superior para los espectadores, distintos vestuarios, aseos nuevos y varias mejoras de accesibilidad y eficiencia energética.